La desesperación de Guti no puede más. Está cansado y sobrepasado después de semanas intensas en las que su nombre se pronuncia en vano. El comportamiento desacertado de su hija Zayra le ha convertido en el centro de todos los comentarios, como si fuese único responsable de las incomprensibles actitudes de la joven. El futbolista, que acaba de ser padre por cuarta vez, no entiende la crispación generada por la actitud rebelde de su hija, quien hasta la fecha no ha sido personaje público. Me consta que se llevó las manos a la cabeza la tarde en la que vio reproducidos audios en los que Zayra se refería a él y a su madre, Arancha de Benito, en unos términos altamente reprobables. Aun así, no parece dispuesto a perdonar a quienes durante años han ventilado públicamente que eran sus amigos y ahora, para su sorpresa, participan de un escarnio que, a su juicio, está siendo totalmente desmedido. Aunque la relación con Arancha es más bien distante y en momentos muy complicada, no está de acuerdo en que tampoco se cargue en ella toda la culpa. De hecho, quiere de una vez por todas, en su vida reine la paz. Un deseo al que se une una oportuna Romina Bellucio, su actual pareja y madre de sus hijos menores, que siempre ha luchado para que los problemas entre ellos se solventaran para evitar escándalos que, en momentos puntuales, han sido difíciles de esquivar.Guti con el asunto de su hija Zayra


Guti no puede más. Está cansado y sobrepasado después de semanas intensas en las que su nombre se pronuncia en vano. El comportamiento desacertado de su hija Zayra le ha convertido en el centro de todos los comentarios, como si fuese único responsable de las incomprensibles actitudes de la joven. 

El futbolista, que acaba de ser padre por cuarta vez, no entiende la crispación generada por la actitud rebelde de su hija, quien hasta la fecha no ha sido personaje público.

Me consta que se llevó las manos a la cabeza la tarde en la que vio reproducidos audios en los que Zayra se refería a él y a su madre, Arancha de Benito, en unos términos altamente reprobables.

Aun así, no parece dispuesto a perdonar a quienes durante años han ventilado públicamente que eran sus amigos y ahora, para su sorpresa, participan de un escarnio que, a su juicio, está siendo totalmente desmedido.

Aunque la relación con Arancha es más bien distante y estos en momentos muy complicada, no está de acuerdo tampoco con que se cargue en ella toda la culpa. De hecho, quiere de una vez por todas que en su vida reine la paz

Un deseo al que se une una oportuna Romina Belluscio, su actual pareja y madre de sus hijos menores, que siempre ha luchado para que los problemas entre ellos se solventaran para evitar escándalos que, en momentos puntuales, han sido difíciles de esquivar.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: