la enciclopedia de todos, tan denostada en sus inicios, se ha convertido en eminencia de Internet


¿Recuerdas cómo era tu vida tecnológicamente hablando 20 años atrás? Hace no mucho, desde 20Bits hicimos un pequeño repaso a estas últimas dos décadas de tecnología y a los cambios que hemos vivido y, por supuesto, en esa mirada al pasado no podía faltar una de las plataformas más conocidas del mundo: Wikipedia.

Hoy, 15 de enero de 2021, “la enciclopedia libre” cumple su 20 aniversario. Aquel portal que durante mucho tiempo fue tachado de poco fiable y del que muchos se burlaban –“¿Eso dónde lo has leído, en ‘la’ Wikipedia?”– se ha hecho mayor para convertirse en el repositorio de conocimiento abierto más grande de la historia de la humanidad. Y su reputación ha ganado muchos puntos.

La enciclopedia libre nacía tan solo 15 días después de haber entrado en el siglo XXI: una nueva enciclopedia para un nuevo siglo. Creada por Jimmy Wales y Larry Sanger, el objetivo de sus fundadores fue “hacer la información accesible para cualquier persona con conexión a Internet y que cualquiera pueda participar en la construcción colectiva de conocimiento”. Afirman ser “la mayor y más popular obra de consulta en Internet”.

Lo cierto es que teniendo en cuenta sus más de 50 millones de artículos en 300 idiomas esa afirmación parece que no está para nada alejada de la realidad. En la página sobre sí misma de su propia plataforma aseguran que suman más de 2.000 millones de ediciones a lo largo de su historia. ¿Quién no ha redactado alguna vez algo en Wikipedia?

Fue precisamente esa libertad y facilidad de acceso la que le valió al principio su mala fama: si todo el mundo podía escribir sobre los hechos históricos, la realidad o las organizaciones a su antojo, ¿quién nos aseguraba que lo que leíamos era veraz?

Nace Wikipedia, cuyo primer artículo fue una lista de países que comienzan por la letra ‘U’ para la versión en inglés.

Sin embargo, la plataforma ha ido aprendiendo y mejorando, como es lógico en 20 años, de manera que no es tan fácil reescribir la Historia, ni mucho menos. Tampoco es fácil publicar contenido tu capricho, a saber: por más que me pudiera gustar tener mi propia página en Wikipedia, mi biografía no es tan interesante -al menos por ahora- como para que los moderadores no la veten.

Los entresijos detrás de este portal han dejado ya muy atrás esa adolescencia en la que se cuestionaba la calidad de la plataforma y hoy en día los usuarios confían en lo que leen en sus páginas. Desde su fundación, Wikipedia ha ganado muchísimo en popularidad y hoy en día se encuentra entre los 20 sitios web más populares del mundo.

El propio Larry Sanger afirmaba en una videoconferencia con motivo del cumpleaños de la plataforma que “en estos 20 años Wikipedia se ha convertido en una parte integral de nuestras vidas”. “Está en los asistentes de voz, en nuestros teléfonos, en las aplicaciones de traducción de idiomas… se ha convertido en la espina dorsal de Internet”.

El Internet of Things va a ser uno de los grandes protagonistas de 2021.

Siguiendo con algunos datos, la plataforma ve mensualmente cómo unas 250.000 personas participan en el proyecto. Aunque la realidad de Wikipedia no son solo sus buenas cifras: Wikipedia es la excepción. Sin fines de lucro, gratuita, sin anuncios, sin publicidad de ningún tipo, sin monetización de los usuarios… es el unicornio más raro de Internet.

Pero esa gratuidad hace que, a diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver en los grandes gigantes tecnológicos, sus dueños no naden en billetes precisamente. Tampoco es que pierdan dinero, pero desde luego no es un proyecto muy rentable. Se financia con donaciones de particulares y empresas, entre ellas muchas de las ‘Big Tech’ -como Google, Facebook, Microsoft o Apple, aunque no Amazon-.

Además, llegar al éxito actual no ha sido un camino de rosas, claro. Wikipedia ha recibido diversas críticas. Algunos la han acusado de parcialidad sistémica y de inconsistencias, “con críticas sobre la política del proyecto enciclopédico de favorecer el consenso sobre las credenciales en su proceso editorial”. Otras críticas han estado centradas en, como decíamos, “su susceptibilidad de ser vandalizada y en la aparición de información espuria o falta de verificación”.

Crew Dragon

También ha sido criticada por “exhibir sesgos sistémicos y por estar sujeta a manipulación y giro en temas controvertidos”, también por prejuicios de género, particularmente en su versión en inglés, donde la mayoría de los editores son hombres. Afirman que “se han realizado maratones de edición para alentar a las editoras y aumentar la cobertura de temas relacionados con la mujer”.

“Nunca fuimos tan malos como pensaban que éramos, ni somos tan buenos como piensan que somos”, decía Jimmy Wales en la misma videoconferencia.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: