La NASA paraliza su acuerdo de 2.900 millones de dólares con SpaceX para el módulo de aterrizaje lunar


La NASA ha paralizado su contrato de 2.900 millones de dólares con SpaceX por las dos protestas recibidas por parte de otras empresas aeroespaciales. Esto significa que la empresa de Elon Musk no obtendrá la primera parte del dinero acordado hasta que la Oficina Federal de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO) tome una decisión.

La empresa de Musk ha celebrado la noticia compartiendo esta ilustración de Starship en la Luna.

El 16 de abril, la NASA se decantó por SpaceX para construir el lander lunar de su misión Artemis. No obstante, Blue Origin y Dynetics no tardaron en presentar sus quejas ante la GAO por la decisión. Entre las alegaciones, la empresa de Jeff Bezos explicaba que SpaceX era una selección de “alto riesgo” y “eliminaba las oportunidades de la competencia”.

Monica Witt, portavoz de la NASA, ha informado en un comunicado que “los progresos en el contrato de HLS han sido suspendidos hasta que GAO resuelva todos los litigios pendientes relacionados con esta adquisición”.

Según se había comentado, Starship, el sistema de cohetes reutilizable de SpaceX, iba a ser el empleado para la misión a la Luna. Starship era una opción con más capacidad de carga y mucho más barata que las ideas presentadas por Blue Origin y Dynetic. Por eso, la NASA había optado por este cohete para Artemis.

La imagen de la transmisión en directo se ha congelado cerca del minuto 6.

La empresa de Elon Musk ya ha lanzado varios prototipos de naves estelares en sus vuelos de prueba desde sus instalaciones de lanzamiento en Boca Chica (Texas). Todos estos prototipos de cohetes han acabado destruidos en explosiones en la fase de aterrizaje.

A pesar de la suspensión del contrato, SpaceX probablemente seguirá probando el desarrollo privado de sus naves estelares. La prueba más reciente será con el prototipo SN15 de la nave estelar, que se lanzará después de obtener la aprobación de la licencia de la Administración Federal de Aviación esta semana.

Aunque se haya cancelado momentáneamente la elección de SpaceX, la NASA afirma que la elección de esta empresa para la misión fue la mejor decisión por los fondos con los que contaban.

La NASA dotó a Blue Origin de 579 millones de dólares para sacar el proyecto adelante, pero al final se ha decantado por SpaceX.

El año pasado, el Congreso dio 850 millones de dólares de los 3.300 millones que había solicitado para sus dos landers lunares. Kathy Lueders, jefa de vuelos espaciales humanos de la NASA, prometió que abrirían nuevas oportunidades de contrato en un futuro cercano.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: