La otra gran habilidad de Carew


Rod Carew siempre suele contar historias de su carrera que valen la pena conocer.

El panameño quien llegó el Salón de la Fama de Cooperstown en 1991 tras cumplir una carrera exitosa de 19 campañas en las Grandes Ligas reveló recientemente uno de sus grandes secretos: cómo aprendió a ser uno de los mejores robadores del home que ha existido en las últimas décadas.

Carew, ahora de 75 años, comentó que todo empezó en los entrenamientos primaverales de 1969. En aquel año,el entonces director de los Mellizos de Minnesota, Billy Martin lo animó a que practicara cómo hacerlo.

Según Carew, un día Martin se fue hacia la raya de la tercera base y pidió que varios lanzadores de esa novena con diferentes estilos en sus movimientos trabajaran como si estuviesen en un partido real.

“ Los directores, lanzadores y receptores de los equipos rivales sabían que lo iba a hacer (intentar robar el home), pero no podían detenerme”.

Rod Carew, expelotero panameño

“Martin me mostró como observar los detalles de cada movimiento del pitcher, como empezar a tomar los pasos al despegarse de la base y cuando arrancar”, explicó Carew según una nota de Alfonso Tusa de elfildeo.com.

“Billy me había dicho que mientras más lejos estuviera el tercera base de la almohadilla, más distancia podía alejarme de la base, eso fue lo que hice en el segundo juego de la temporada de 1969, jugábamos contra los Reales de Kansas City que tenían en el montículo a un pitcher de brazos muy largos llamado Roger Nelson, lo apodaban Spider (Araña) y tenía un wind up donde movía el brazo de lanzar como un molino de viento”, explicó Carew. “En el quinto inning, perdíamos 3-2, yo estaba en tercera base con dos outs y el bateador era Graig Nettles. La Araña Nelson hizo un largo wind up le tomé el tiempo, y Nettles dejó pasar ese envío, hice la seña de que iba para el plato, Nettles y Martín leyeron el mensaje. Cuando la Araña empezó con su movimiento de molino salí hacia el plato, Nelson se sorprendió y lanzó alto, me deslicé para anotar el empate. Ese fue mi primer robo del plato en las grandes ligas”, detalló.

Datos sobre los robos de base

253 es la cantidad de bases que Carew robó en su carrera en las mayores. De ellas 17 fueron el home.

53 esa es la cantidad de veces que Ty Cobb se robó el home para liderar la lista de todos los tiempos en ese departamento.

Entre los grandes

En esa campaña de 1969, Carew se robó 7 veces el plato y estuvo a punto de igualar la marca de gran Ty Cobb para una temporada con 8, pero en su último intento fue decretado out por el árbitro aún cuando muchos de los presentes en el estadio donde lo intentó lo vieron llegar a salvo.

En la lista de todos los tiempos Carew ocupa la posición 14 con 17 robos del plato. Él está empatado en ese puesto con Eddie Collins y Larry Doyle.

Para el nacido en Gatún, Panamá el haber aprendido a anotar carreras desde tercera base sin tener que esperar que uno de sus compañeros dieron un batazo al cuadro fue parte fundamental del éxito que tuvo, tampoco como haber dado más de 3 mil imparables en su carrera en la que llegó a vestir la camiseta de los Mellizos de Minnesota y Angelinos de California.

Después de él, Paul Molitor fue el otro gran robador de home de las últimas al conseguir 10. Ahora jugadores como ellos prácticamente se han extinguido.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: