La promesa del año nuevo


El 2021 llegará, con suerte, como un epílogo a un año verdaderamente perdido. Las esperanzas están puestas en una convicción irracional y personal de que la promesa del cambio de año viene a cambiar las cosas. Cada año nos encomendamos al cambio de fecha como un momento mágico donde todo pude ser posible. El año que viene siempre trae la mejor versión de nosotros, una versión que va al gimnasio, que come mejor, que consigue un mejor trabajo, que emprende, que encuentra conexiones perdidas, un año donde seremos mejores. ¿Pero a qué nos enfrentaremos el próximo año?

La situación no parece que mejorará en materia de salud, el 2020 lo terminaremos en un estado crítico. El desempleo acaricia el 20% según cifras oficiales y cada mes hay más empresas que llegan a la triste realización de tener que cerrar, dejando a su suerte a sus empleados. La reducción de la economía en Panamá al parecer es la más grave de la región, aunque con la leve esperanza de que también tendrá la recuperación más rápida de la región.

Entonces, ¿qué podemos hacer este año que viene?

Para algunos, aguantar. Cientos de miles de panameños están -y no solo por la pandemia- en una situación social que no les permite más que aguantar lo que viene.

Para otros, que tienen sus necesidades mínimas cubiertas, tienen una responsabilidad histórica de hablar por aquellos que no pueden.

Tengo la firme convicción, que si las personas, por medio de grupos que los representen, exigieran al gobierno respuesta en los temas que nos quejan a cada panameño, se podrían lograr cambios sustanciales en este país. Si esas personas, estuvieran vigilantes sobre la manera en la que el gobierno gestiona los temas que nos aquejan a cada panameño, otro gallo cantaría.

Instó a cada panameño, que dentro de las promesas de este año, visualice algo que desde esta tribuna he sido insistente, y que es uno de los pilares de nuestro movimiento: a unirse, a formar grupos y movimientos cívicos, políticos, empresariales, obreros, que los represente y mediante el cuál pueda cada uno quejarse, proponer e incidir en este año que se nos viene encima.

El autor es director ejecutivo de MOVIN



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: