La venta del coche robado del ex de Toñi Salazar


No está pasando su mejor momento. Toñi Salazar sigue a la espera del fallo judicial después de que su expareja, el productor musical Pedro Rilo, le denunciara tras supuestamente haber asaltado, junto a su hijo Borja, la casa que el asturiano tiene en Marbella. Al parecer, la cantante no solo habría irrumpido en el domicilio, sino que además se habría llevado objetos personales y uno de los vehículos, propiedad de Rilo.

Es precisamente este automóvil el que está provocando los mayores quebraderos de cabeza en la causa judicial que sigue abierta. El juez ordenó hace unos días que, a espera de sentencia, se devolviera el coche a su propietario, pero el mismo había sido vendido sin su autorización y por su propio hijo, al que dio los apellidos cuando solo tenía seis años de edad.

En conversación con este periódico, Pedro confirma que fue en la mañana del lunes cuando la Policía le comunicó que habían encontrado el vehículo y que este se encontraba en la comisaría de Leganitos de Madrid a la espera de que la grúa del seguro lo trasladara hasta su domicilio.

El comprador, que actuó de buena fe sin ser consciente de que había adquirido un coche robado, iniciará ahora las acciones pertinentes para que se le devuelva la cantidad que pagó para hacerse con él.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook