Lecciones no aprendidas



Los insultos, actos de extorsión y de corrupción que hemos venido sufriendo los panameños por parte de empresarios, comunicadores sociales y funcionarios, solo son posibles cuando mantienes al pueblo sumido en la ignorancia e inoculado con el virus de la falta de educación, agente que desarticula toda conciencia y sentido de pertenencia.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock