Los cuatro puntos críticos de la vía Transístmica


En los 7.5 kilómetros de la vía Transístmica, que comprende de Plaza Ágora a San Isidro, hay trechos que parecen zonas recién bombardeadas.

Enormes huecos y escombros se pueden observar en al menos cuatro puntos de este tramo: Ojo de Agua, San Miguelito, Pueblo Nuevo y en la intersección con la avenida 12 de Octubre.  

Este escenario obliga a los conductores a realizar maniobras para esquivar los baches producto del constante paso de camiones y palas mecánicas que trabajan en la ampliación y rehabilitación de esta ruta, que atraviesa la ciudad y una parte del distrito de San Miguelito.

En Ojo de Agua, con dirección hacia la ciudad, los trabajos están en una etapa crucial: cuadrillas de MECO, S.A. −la empresa a cargo de esta obra−, perforan  la calle de asfalto para construir un retorno. Sin embargo, poco han avanzado, debido a que los postes de cables eléctricos y otros servicios han quedado en medio de la calle.

En San Miguelito

Hace unos meses, los encargados del proyecto hicieron leves cambios en este punto de la vía para ampliar el retorno, por lo que que tuvieron que reventar parte de la calle de hormigón ya construida. Debido a esos trabajos, los conductores avanzan con precaución, bajan la velocidad. En horas pico, el tráfico se torna más lento.

Y la situación se agrava cuando los obreros bloquean temporalmente parte de la vía y queda reducida a un carril. Es cuando comienza el caos: taxis, camiones de repartos, buses y vehículos particulares pugnan por cruzar con urgencia. 

Igual ocurre en Ojo de Agua, para los conductores que vienen de Las Cumbres y Chilibre. Enormes filas de vehículos intentan pasar por ese tramo a medio terminar. 

En Pueblo Nuevo, cerca de la Estrella Azul, se construyen dos retornos. Pero tampoco se han visto grandes avances, debido a que presentan los mismos problemas que los dos puntos anteriores: postes eléctricos que reubicar y comercios que han quedado en el trazado de los nuevos carriles. Parte de las fachadas de las casas de cita de ocasión tuvieron que ser derribadas. 

Aquí, el tráfico se torna pesado por las tardes. Ana Matilde Gómez, excandidata presidencial por libre postulación, se quejó públicamente. “Una cosa tan absurda: que en toda la Transístmica desde la 12 de Octubre hasta La Gran Estación haya un solo punto de retorno. Hay un tranque de más de media hora y no hay otra alternativa vial para regresar o desviarse”, publicó su cuenta de Twitter. 

Hay quienes olvidan las irregularidades de la vía y pasan a toda velocidad dejando una estela de polvo. Otro, más pacientes, velan por el cuidado de los amortiguadores de sus carros, y también por su seguridad. El taxista Justo Cruz, 33 años, murió el 26 de julio pasado cuando el vehículo que conducía colisionó con la rotonda a medio construir sobre la vía Transístmica frente a Los Andes. No advirtió el cambio que cada semana se produce sobre esta arteria.

En la zona entre la 12 de Octubre y Plaza Ágora, palas mecánicas abren hoyos para reubicar los nuevos postes de energía. Un grupo pequeño de obreros camina por el área, pero poco pueden hacer: la constructora debe esperar a que las compañías de electricidad hagan su trabajo. 

Como solución temporal, colocan sobre la vieja calle de asfalto más asfalto. Pero la lluvia y el constante tránsito estropean en pocos días ese paliativo. Y resurgen los huecos, más grandes y hondos.  

Según cálculos del Ministerio de Obras Públicas, el avance de los trabajos en esta ruta era de 63% en agosto pasado. Y a septiembre, se cumple ocho meses de atraso. 

De acuerdo al cronograma que pactó el gobierno y la empresa, el corte de cinta para la inauguración de esta obra de $87.5 millones se produciría enero de 2019.

Pero no ocurrió. MECO, S.A −que arrancó trabajos a mediados de 2017− solicitó una prórroga y el gobierno de Juan Carlos Varela accedió. 

El mes pasado, el nuevo ministro de Obras Públicas, Rafel Sabonge, comentó que que esperan seguir incrementando el porcentaje de avance por medio de tramos. Y calculó que en un año ya estaría “totalmente” terminada.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock