Los vínculos del neurocirujano de Martinelli


Una firma de abogados, desaparecida años atrás, luego de haber sido ingresada en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, fue agente residente de varias sociedades constituidas por el médico neurocirujano Walter Kravcio, quien este 21 de junio firmó un informe acerca de una cirugía practicada al expresidente Ricardo Martinelli, razón por la que se pospuso, por dos semanas, el juicio en su contra.

De acuerdo con el informe, Martinelli fue intervenido quirúrgicamente el pasado domingo 20 de junio, dos días antes del juicio programado originalmente para este martes 22. Se trata de una “cirugía mayor de la columna vertebral”, que es la razón invocada para que el imputado no se presentara este martes al juicio.

No es la primera vez que Martinelli recurre a doctores afines. En julio del año pasado, presentó al Ministerio Público un certificado de incapacidad médica de dos meses, expedido por un político allegado: el psiquiatra Algis Torres. El exmandatario (2009-2014) había sido citado para responder en las investigaciones de los casos New Business Caja de Ahorros y Odebrecht. Torres fue nombrado por Martinelli director de la Región de Salud del distrito de San Miguelito, puesto en el que permaneció hasta el fin de su período (2014).

KRAVCIO, EL BUFETE Y LOS AMIGOS

El bufete Veleiro, Mihalitsianos y De La Espriella (VM&E) fue el agente residente de las sociedades Records Médicos Electrónicos, S.A., Tecnisalud, S.A. y W & R Medical Products, S.A. En todas ellas aparece como dignatario el ya mencionado médico Waltter Kravcio Guardia, con el cargo de secretario. Las dos primeras sociedades fueron inscritas en Registro Público el 15 de marzo de 2011, cuando Martinelli era presidente de la República.

En las sociedades Records Médicos y Tecnisalud también aparece como tesorero y como director el abogado Mauricio García de Paredes, quien, a su vez, contaba con contratos por servicios profesionales en la Asamblea Nacional, al menos, desde 2010 hasta 2013. Sus contratos eran renovados cada seis meses. Justamente, cuando se crearon estas dos sociedades, García de Paredes laboraba en la Asamblea Nacional, con ingresos que variaban entre $8 mil 850 y $9 mil 550 por contrato.

García de Paredes fue también tesorero de la sociedad Bar Tropical, S.A., en el que compartió directiva con Leonel Zapata, íntimo amigo de Luis Enrique y Ricardo Martinelli Linares, quien incluso, los fue a visitar a Guatemala, donde permanecen detenidos en espera que se decida la extradición de ambos hermanos a Estados Unidos. En el círculo de los hijos del expresidente Martinelli no solo estaba Zapata, sino varios otros jóvenes, incluido Víctor Óscar Vergara Muñoz, hijo del exministro de Salud, Franklin Vergara, en el gobierno de Martinelli.

La firma VM&E estaba constituida por entonces por jóvenes abogados, varios de ellos con una muy cercana amistad con los hijos de Martinelli. De hecho, dos de los socios del bufete eran inseparables amigos de Luis Enrique Martinelli –con quien cursaron estudios en el colegio La Salle– y Ricardo hijo. Incluso, compartieron puestos en las juntas directivas en, al menos, dos sociedades.

El médico neurocirujano Waltter Kravcio Guardia también aparece –con el cargo de presidente– en una tercera sociedad: W & R Medical Products, S.A. Esta empresa tuvo como director a Víctor Óscar Vergara Muñoz. Su nombramiento en la directiva tuvo vigencia desde el 31 de octubre de 2012 hasta el 27 de marzo de 2013, cuando fue removido de la sociedad. Su designación en esta sociedad coincidió con la salida de su padre del gobierno (agosto de 2012, después de 33 meses de ostentar el cargo).

Para entonces, Víctor Vergara Muñoz y su esposa Ana Cristina Gómez Stanziola –quien, a través de una sociedad le vendió de forma directa ambulancias al Ministerio de Salud, por $1.7 millones, cuando su suegro era el titular de esa cartera– ya habían acumulado un respetable patrimonio. En 2013, la pareja contaba en su haber con dos propiedades de playa, valoradas en más de $750 mil; un apartamento de $500 mil en Costa del Este, y fincas y ganado en la provincia de Los Santos, por cientos de miles de dólares.

Es así como Waltter Kravcio Guardia, el neurocirujano de Ricardo Martinelli –que compartió directiva en sociedades con cercanos amigos de los hijos del expresidente–surge en un nuevo capítulo de excusas que permiten al imputado no estar presente en su juicio, situación que prolonga aún más este juicio, el segundo, tras la anulación del primero.

Se intentó localizar a Kravcio, pero éste no atendió los llamados y mensajes de La Prensa.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: