Ministra Ruiz, en otra polémica por fiestas y aglomeraciones


La ministra consejera de Salud Pública, Eyra Ruiz, volvió a quedar en el centro de una controversia relacionada con el cumplimiento de las normas sanitarias y el manejo de la pandemia de Covid-19.

Ayer, en una entrevista en Telemetro, al comentar los incidentes protagonizados por un “grupo minúsculo de panameños” en barrios como La Porqueriza, San Miguel y San Joaquín e, incluso, hasta en yates privados fondeados en la costa del Pacífico, Ruiz dijo que las fiestas de más de 10 personas no están permitidas, “a menos que todos tuviesen pruebas negativas y pudiesen estar juntos”.

Esta última aseveración motivó críticas, ya que el Decreto Ejecutivo 1686 de 28 de diciembre de 2020, que establece, entre otras cosas, la restricción de movilidad en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, prohíbe las aglomeraciones.

Ese decreto, firmado por el presidente Laurentino Cortizo, y el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, señala en su artículo 11 que durante la cuarentena total “tampoco estarán permitidas las reuniones o celebraciones de personas que no convivan en una misma residencia”.

Además, la resolución 1386 del 11 de octubre de 2020 que dicta medidas extraordinarias para evitar aglomeraciones, también firmada por Sucre, prohíbe “toda actividad que conlleve aglomeraciones en lugares públicos, comerciales o de cualquier índole”. En caso de reuniones laborales, solo se permitirán las que no excedan las 10 personas.

La exprocuradora Ana Matilde Gómez lamentó las declaraciones de Ruiz y se preguntó dónde está la excepción de la que habló la ministra consejera al referirse a las fiestas que violaron las disposiciones sanitarias.

Más tarde, Ruiz diría que sus palabras fueron sacadas de contexto. “Jamás puedo estar de acuerdo con violar normas que pongan en riesgo la vida de las personas”, señaló. Además, dijo que el Minsa adelanta las investigaciones para sancionar a todos los que resulten responsables.

En agosto pasado, Ruiz asistió al sepelio de una dirigente política en una iglesia, con mariachis en vivo, pero el Minsa dijo que no hubo aglomeración, ya que en el templo habían 87 personas, lo que representa el 25% de su capacidad.

Antes, en junio pasado, convocó a una reunión política que se celebró en una parrillada, lo que estaba prohibido por normas del Minsa.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook