Muere británico que espiaba para la KGB


El exagente doble británico George Blake, que espiaba a Reino Unido para la KGB soviética en los años 1950, murió a los 98 años cerca de Moscú, donde vivía desde hacía años.

Nació en 1922 con el nombre de George Behar en los Países Bajos, de madre holandesa y padre egipcio-británico.

Cuando se desencadenó la II Guerra Mundial, primero se integró a la resistencia holandesa y después en el MI6.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: