Nagore Suárez, la nueva voz del ‘thriller’ español que empezó su carrera literaria en las redes sociales


El thriller español recibe a Nagore Suárez, una joven de 26 años que gracias a su talento ha sorprendido a millones de personas en redes sociales, llegando a ganar el premio al mejor hilo de Thriller y Misterio.

Ahora, la escritora ha publicado su primera novela, La música de los huesos, que trata sobre una historia de dos líneas temporales que, a la vez, están unidas por un festival y un crimen lleno de incógnitas sin resolver.

La también periodista ha querido contar cómo ha evolucionado todo desde que se hizo viral en Twitter, hacia dónde quiere dirigir sus siguientes pasos y varios aspectos de su libro. 

La periodista y escritora Nagore Súarez.
ARCHIVO

¿Qué es la Música de los huesos?

Para mí, al final, es el resultado de mucho tiempo de trabajo y en términos de la trama, es una novela de misterio que tiene un toque bastante fresco y actual con personajes bastantes cercanos. Por otra parte, en palabras de los lectores, es una lectura que una vez empiezas, no puedes parar.

De su persona, ¿qué se refleja en el libro?

Al final de forma consciente o inconsciente, los escritores siempre transferimos parte de nuestra personalidad a los personajes. En este caso, es cierto, que yo tengo muchas cosas en común con Anne, la protagonista, sobre todo por esos capítulos narrados en primera persona que dan más sensación de identificación, aunque ella se haya ido desarrollando como personaje individual a lo largo de la trama. Pero bueno, no solo con Anne, otros personajes también de la misma manera tienen cosas tuyas, creo que es algo inevitable.

Antes de empezar a escribirlo, ¿tenía la idea de la historia en mente?

Pues la tenía en mente desde hace ya cinco o seis años aproximadamente. Tenía la idea ya bastante estructura y definida, pero, al final, por falta de tiempo o de voluntad, lo tenía en un cajón guardado y no me había animado a ponerme a escribir la novela entera. Entonces, cuando hablé con mi editor, le conté todo lo que tenía y le gustó mucho, así que empezamos a trabajar estructurando todo un poco y, a partir de ahí, empecé a escribirlo.

¿La creación del libro se desarrolló en el confinamiento?

Me pilló en el final, ya que empecé a escribir en octubre y entregaba en abril.

Y, ¿le ayudo a sacarlo adelante el encierro o todo lo contrario?

Todo lo contrario, creo que han sido los meses menos inspiradores de mi vida. Todo venía de la mano, quizás, por esa incertidumbre y el ánimo que teníamos todos que derivaba en una falta de concentración, un poco de apatía… Fue un poco difícil, sobre todo los primeros días, luego ya empiezas a coger rutina y al final lo sacas adelante.

Con respecto a la trama, ¿por qué 1978?

El año en concreto no es especialmente relevante, pero sí que me apetecía mucho narrar la historia en dos líneas temporales que, luego, se conectara todo de alguna forma, y la verdad que me parecía una época que estéticamente era muy atractiva, una época que me parecía muy divertido escribir gracias a su ambiente tan interesante.

¿Ha sido difícil situar la historia en una época que no ha vivido?

La verdad es que ha sido más difícil de lo que pensaba porque aunque parezca que no ha pasado mucho tiempo, han cambiado muchísimas cosas. Al no vivir los cambios, me ha hecho falta mucha documentación de todo tipo: desde la lista de canciones de los éxitos de los 40 principales del 78 hasta las marcas de bebida, modelos coche, la forma de vida, capítulos de Cuéntame… todo. Incluso preguntar a gente que sí lo ha vivido, pero, al final, ha sido la parte que fue una de las partes más divertidas de escribir.

¿Qué sintió cuando se enteró que iba a sacar un libro después de ese triunfo en redes sociales?

Me pillo bastante de sorpresa, yo recuerdo que cuando estábamos retransmitiendo la entrega de premios de la Feria del Hilo de Twitter, me animaron a que dijera unas palabras a la cámara y yo dije de broma: ‘Editoriales estoy disponible’. A los pocos días, me llegó un mensaje por Instagram de mi editor actual, Gonzalo, y no me lo creía, fue totalmente un sueño.

¿Con qué se ha sentido más cómoda escribiendo: con los hilos o con el libro?

Con las dos cosas ya que al final son diferentes. El primer hilo lo escribí sin ninguna clase de presión o expectativas ya que no tenía ni seguidores ni nada, era diferente. Sin embargo, una vez que los hilos van teniendo éxito, cuando me pongo a escribir uno, me pienso las cosas muchísimas veces porque la gente de Twitter es muy tiquismiqui. Aunque estoy muy pendiente, lo disfruto mucho.

Por otro lado, el proceso de la novela es más calmado, un proceso más largo que lleva más tiempo y se hace rutina, pero con sus cosas buenas y malas también lo disfruto igual.

¿Tiene pensado seguir haciendo hilos después de este lanzamiento?

Probablemente, sí. Quizás llegue a un límite que se me puede hacer repetitivo y por eso no los hago tan seguidos, pero creo que, de todas formas, van a ir surgiendo nuevas formas, ideas o cosas… quién sabe.

¿Cuál es su siguiente paso? ¿A dónde le gustaría llegar?

Me encantaría seguir escribiendo y, aunque todavía es pronto, continuar esta historia, la de Anne, porque creo que todavía hay más cosas por contar ahí.

¿Con qué géneros se atrevería además del thriller?

En este momento, es el género en el que me siento más cómoda, pero creo que el thriller se puede combinar con otros palos como la ciencia ficción o, incluso, el terror. Exactamente esos dos géneros me llaman bastante la atención.

En su historia, aparece el amor como tema en las dos líneas temporales, ¿cree qué es esencial en una novela?

No, no lo creo en absoluto, lo que pasa que, en este caso, aunque utilizo el festival como hilo conductor, toda la historia se desarrolla precisamente en base a los sentimientos del amor, celos, odio que se da en el 78. Por ello, no creo que sea imprescindible, pero si a la protagonista le pasan cosas, no las puedes omitir.

Al haber empezado todo en redes sociales, ¿cree que está más preparada para afrontar las críticas?

Sí. Yo no sé cómo las afrontaría si no hubiera pasado por redes sociales antes, pero creo que me ha curtido bastante porque recuerdo que, en el primer hilo, con los primeros comentarios negativos que me llegaron, me preguntaba ‘¿por qué me dices estas cosas?’ o ‘¿qué he hecho mal?’. 

Ahora, he aprendido a aceptar que es imposible que algo le guste a todo el mundo y, por supuesto las críticas constructivas son siempre bienvenidas porque nunca dejamos de aprender, aceptar que siempre va a haber críticas destructivas porque es así y no tienes que dejar que te afecten porque le pasa absolutamente a todo el mundo.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: