Nos rodea la presión…



Estamos plagados de tantas opciones de acceso a la información que hasta nos hemos olvidado del contacto humano directo, y no nos detenemos a pensar que muchas noticias son falsas y no nos molestamos en investigar el grado de certeza o verosimilitud que pueden tener.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock