Operación ‘De vuelta a la vida’: Israel lidera campaña de vacunación


El coronavirus no conoce fronteras y los países de todo el mundo se enfrentan a los mismos retos en salud pública y en sus economías. Desde el inicio de la pandemia, Israel emergió como la nación líder en la lucha global en contra del coronavirus, aprendiendo de las experiencias de otros y compartiendo las suyas con el mundo. Tomaron las decisiones difíciles desde un inicio –cerraron fronteras, escuelas y negocios, y limitaron todas las actividades no esenciales– y sostuvo un arranque en innovaciones en torno a la pandemia que incluyó start-ups e investigación de la vacuna. El éxito de Israel en respuesta a la pandemia ha continuado en el 2021, y el país ahora cuenta con la más alta tasa de vacunación per cápita entre los países del mundo, superando a todos los demás.

Israel inició su campaña de vacunación a finales de diciembre de 2020, y solamente en los primeros dos días, alrededor de 30 mil israelíes recibieron la primera dosis. Ahora, sólo algunas semanas después, más de 1.8 millones de israelíes han recibido la vacuna, y el país está en proceso de vacunar a todos los ciudadanos mayores de 16 años para finales de marzo.

Este veloz y ambicioso objetivo ha sido posible a través de un nuevo acuerdo que firmó Israel con compañías farmacéuticas a principios de enero, denominado “Operación de vuelta a la vida”. Israel está listo para recibir constantes cargamentos de la vacuna en los próximos meses, las cuales permitirán al país alcanzar su objetivo audaz y ser uno de los primeros países en el mundo en salir de la crisis del coronavirus. Además, compartiendo sus datos estadísticos con Pfizer y el mundo, Israel también jugará un rol clave en demostrar la eficacia de la vacuna y el desarrollo de estrategias globales para vencer la pandemia.

En realidad, la población pequeña de Israel, con nueve millones de personas y su sistema de salud pública altamente eficiente, significa que el país jugará un rol esencial para las compañías farmacéuticas. El éxito y la experiencia de nuestra campaña de vacunación será utilizada para proveer la información crítica que las compañías farmacéuticas necesita, con el fin de que la vacuna sea aún más efectiva para otros países. Al ser el primer país en el mundo en vacunar a su población entera con la nueva vacuna, Israel servirá como el tema experimental clave del mundo.

El sistema universal de Israel en cuidado de la salud es mundialmente reconocido por su eficiencia y efectividad. Israel ha desarrollado un sofisticado y un nivel de alta calidad en cuidado individual a pacientes, y todos los ciudadanos israelíes y residentes permanentes tienen un cuidado de salud garantizado, bajo la Ley Nacional de Seguro de Salud. Todos los israelíes pueden escoger entre cuatro planes de salud comprensibles, y sin fines de lucro, que proveen una gama estandarizada de servicios médicos, y cada proveedor debe aceptar a todos los residentes sin distinción de edad o estado en salud. Combinadamente, existen miles de clínicas esparcidas por el país, asegurando que todos, y cada comunidad local es servida. Además, sus servicios nacionales de cuidados en la salud disfrutan de un nivel avanzado de digitalización, el cual hará la información de datos de Israel particularmente importante para compañías farmacéuticas. La red nacional extensa de Israel en servicios médico está establecida bajo la competencia del Ministerio de Salud.

Fue este comprensivo sistema de doctores, enfermeras y médicos, que rápidamente se movilizaron en respuesta a la pandemia del coronavirus, el cual ahora se encuentra trabajando hacia la vacunación del país entero en cuestión de meses. En realidad, la batalla de Israel diaria y constante con amenazas existenciales significa que estaba especialmente situado para manejar una emergencia de la magnitud que el coronavirus provocó. La totalidad de los sistemas nacionales de Israel se fusionaron en torno a la crisis. El primer ministro entabló múltiples conversaciones con el CEO de Pfizer para asegurar un suministro constante de vacunas. Magen David Adom –el servicio nacional israelí de respuesta a emergencias– continúa estando al frente de la batalla, teniendo ahora la responsabilidad de vacunar a los residentes y empleados de hogares de ancianos y centros de vida asistida alrededor del país. Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) similarmente fue movilizada, y brindó asistencia en la administración de hoteles para cuarentena y provisión de comida para familias en el encierro durante el apogeo de la pandemia, y ahora dedica sus paramédicos y reservas militares para la actual movilización a la vacunación. Es así que Israel mantiene el récord mundial por su tasa de vacunación y podrá completar rápidamente su impulso de inoculación.

Con estos esfuerzos extraordinarios, es la esperanza de Israel que, en la celebración de la noche de Pascua de este año, abuelos, padres de familia, hijos y nietos, podrán reunirse nuevamente alrededor de la mesa. Y cuando preguntemos la frase tradicional de por qué esa noche es diferente de todas las demás noches, podremos responder: “todo ha cambiado, esta noche estamos todos reclinados”.

El autor es embajador de Israel



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: