Pacientes renales de Barquisimeto en situación de incertidumbre


Reinaldo Gómez.-

Los pacientes renales de la Unidad de Diálisis Barquisimeto, ubicada en la carrera 25 con la calle 34 de esta ciudad, quienes ya solventaron el pasado martes una situación enojosa, ahora se hallan nuevamente en un estado de incertidumbre, debido a que la mitad de las máquinas de los equipos de ósmosis allí localizados ha colapsado, o, en otras palabras, ya no sirve.

   Lo dijo para EL
INFORMADOR la joven Andreína Vásquez, paciente de esa misma unidad, en momentos
en que igualmente la acompañaban los también pacientes Liborio Mendoza, Carmen
Padilla, María Frías y Yadira Torrealba.

 Recordó la señora Vásquez que, ya el pasado martes, los pacientes de allí procedieron a trancar la vía en la dirección antes mencionada, por cuanto, cuando llegaron allí para sus correspondientes dializaciones interdiarias, se encontraron con que les dijeron que ello no sería posible  en esa jornada, debido a que se habían dañado todas las máquinas –27 en total- con las que se peractica el tratamiento de ósmosis.

 -Este tratamiento
–explicó Vásquez— tenemos que hacérnoslo todos los pacientes conjuntamente
con la dialización, por cuanto ello es lo que purifica el agua que debe ir directamente
a las máquinas dializadoras propiamente dichas, para el tantas veces mencionado
proceso de dialización.

 -Y si ello no ocurre
así –añadió-, entonces la ración de dialización queda incompleta, o como si no
nos la hubiesen hecho.

 Explicó la informante
que ellos, los pacientes renales de esa unidad, pudieron lograr que les
dializaran, después de que trancaran la vía, como antes se dijo, y de que
enviaran un técnico que supuestamente, en ese mismo día, reparase la mitad de
las máquinas de ósmosis dañadas.

 -Pero a nosotros –dijo
finalmente y con preocupación-, nos queda la duda acerca de por cuánto tiempo
prestarán servicio dichas máquinas, habida cuenta de que, hasta ahora, ningún
funcionario de esa unidad  ha tenido la
gentileza de ofrecer una explicación al respecto.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook