Panamá reporta una alta mortalidad por Covid-19


La enfermedad Covid-19 se ha convertido en la primera causa de muerte en Panamá, por encima del cáncer y la diabetes, entre otras patologías.

De hecho, el Ministerio de Salud (Minsa) informó ayer en su informe epidemiológico que la tasa de mortalidad del país por Covid-19 es de 87.4 por cada 100 mil habitantes.

Las regiones con una tasa mayor a la nacional son: San Miguelito (150.4), Metropolitana (132.0), Guna Yala (120.4), Panamá este (107.4), Darién (104.5) y Panamá Oeste (94.3).

La tasa de mortalidad de Panamá por Covid-19 está por encima de la que registra la región de América, que hace dos semanas era de 75.21, según un informe de la Organización Panamericana de la Salud.

Hasta ayer, en Panamá, la Covid-19 se había cobrado la vida de 3 mil 933 personas, 41 de ellas reportadas en las últimas 24 horas.

Exasesores del Minsa en el tema de Covid-19 consideran que es oportuno informar sobre las características de los pacientes que están falleciendo.

El infectólogo Xavier Sáez-Llorens sostiene que el Minsa debe detallar características de las defunciones —sexo, edad, comorbilidad, ocurrencia en casa, calle, hotel, hospital, unidades de cuidados intensivos, tratamiento recibido—, más ahora que la cifra de muertes en el país es considerable.

El Minsa afirma que hay datos que no se revelan por el tema de la confidencialidad del paciente.

LA PRENSA

Crecen muertes por Covid-19; hay pocos detalles de las causas

La enfermedad Covid-19, que transmite el coronavirus SARS-CoV-2, ha causado durante este mes de diciembre —en 29 días— la muerte de 854 personas en el país.

La cifra es la más alta en todos los meses de pandemia, ya que, en ocasiones, en diciembre, por día los decesos oscilaron entre 40 a 50.

Durante los nueve meses de esta crisis sanitaria, la Covid-19 ha cobrado la vida de 3 mil 933 personas, según los informes de epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa), convirtiéndose en la primera causa de muerte entre la población, ya que está por encima de enfermedades como cáncer, diabetes, corazón, entre otras.

De hecho, estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República indican que en 2018 fallecieron 3 mil 138 personas por tumores malignos, mil 797 por enfermedades isquémicas del corazón, mil 792 por enfermedades cerebrovasculares y mil 365 por diabetes mellitus.

El informe más reciente (13 de diciembre) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) muestra que Panamá registra una mortalidad por Covid-19 de 78.4 por cada 100 mil habitantes, una cifra que está por encima de la que registra la región de América, que se ubica en 75.2 por cada 100 mil habitantes. Además, ocupa el primer lugar con la mayor tasa de mortalidad en Centroamérica, considerando los reportes oficiales.

Ante este incremento, los infectólogos y exasesores del Minsa en el tema de la Covid-19, Xavier Sáez-Llorens y Javier Nieto, consideran que es oportuno informar sobre las características de los pacientes que están falleciendo.

Sáez-Llorens sostiene que el Minsa debe detallar características de las defunciones —sexo, edad, comorbilidad, ocurrencia en casa, calle, hotel, hospital, unidades de cuidados intensivos, tratamiento recibido—, más ahora que la cifra de muertes en el país es considerable.

“Las personas tienen pánico por la cantidad de muertes que se está reportando todos los días, y una forma de aplacar ese pánico es caracterizando las defunciones”, remarcó.

Nieto manifestó que hay que investigar por qué están muriendo tantos pacientes, que es importante conocer qué medicamentos están recibiendo estos pacientes en qué etapa de la enfermedad, así como las enfermedades subyacentes que padecían. “Son preguntas que las autoridades sanitarias deben responder”, dijo.

Manifestó que las autoridades pueden decir que la letalidad es baja, pero la realidad es que la mortalidad es alta, y la Covid-19 es la primera causa de decesos en el país.

En ese sentido, la OPS plantea que en Panamá el porcentaje total de muertes entre quienes se confirmaron con la Covid-19 es del 1.7% y se ubica entre los países de América con más baja letalidad, incluso inferior a la letalidad para la región, que es de 2.6%; y ocupa el segundo lugar entre los países de Centroamérica con más baja letalidad después de Costa Rica.

Panamá reporta una alta mortalidad por Covid-19
LA PRENSA

Datos específicos

El Minsa ofrecía hace unos meses datos más específicos sobre los fallecidos y sus comorbilidades, pero la información se dejó de ofrecer en las conferencias e informes epidemiológicos.

La razón, informó el Minsa, es que se recibió una nota del Comité Nacional de Bioética de la Investigación (CNBI), en la que se recomendó a la institución guardar la confidencialidad de los datos de los pacientes con Covid-19.

Sobre este punto, Argentina Ying, presidenta del CNBI, informó que cuando se dio esta recomendación los datos publicados permitían identificar al paciente fallecido, dado que eran solo dos o tres personas en ese centro hospitalario, de los cuales solo uno era del sexo masculino y tenía como comorbilidades, por ejemplo, el virus de inmunodeficiencia humana, diabetes, entre otras.

Sin embargo, ahora que los casos sobrepasan las 40 o 50 muertes diarias se puede ofrecer una mejor data a la población.

Añadió que el CNBI propicia el respeto a los derechos humanos y a la confidencialidad de los datos de los pacientes y de los participantes en la investigación, con base en el artículo 13 de la Ley 68 de noviembre de 2003, que regula los derechos y obligaciones de los pacientes en materia de información y decisión libre e informada.

“Las enfermedades de reporte obligatorio se informan al departamento de Epidemiología del Minsa para su registro, con todos los datos para que se les pueda dar seguimiento a los nexos. Debemos tener un balance entre la información que puede tener el público sin que se vulnere la identidad de los pacientes”, dijo.

Los datos proporcionados por el Minsa por el momento permiten establecer que la mayor cantidad de muertes se da en la población de entre 60 a 79 años.

Además, de forma global y sin dar detalles, en las ruedas de prensa se informa que esa mayoría de personas fallecidas tenía algún padecimiento, principalmente, cáncer, hipertensión, diabetes e insuficiencia renal, sin despejar interrogantes como dónde murieron estas personas, si recibían tratamiento y qué tratamiento recibían.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: