Peligra inicio de clases


El profesor Juan de Dios Camaño, de la Asociación de Educadores Chiricanos (Aechi), confirmó ayer miércoles que se reunirán con los docentes que laboran en la comarca Ngäbe-Buglé para que no inicien el periodo escolar hasta que el Ministerio de Salud (Minsa) levante la cuarentena por los casos de tosferina y garanticen la salud de la población y docentes.

“La próxima semana nos vamos a reunir con los docentes de la comarca a quien les haremos un llamado para ponerlos al tanto de la situación actual en la comarca Ngäbe-Buglé, donde se han detectado más de 81 casos de tosferina, de los cuales 9 niños han fallecido”, afirma Camaño.

El dirigente de los educadores señaló que el fin de semana se reunieron en la comunidad de Sabanita en la comarca, con el director regional del Minsa en la región, Dr. Barri Arce, quien sostuvo que se tienen controlados los casos de tosferina en la comunidad de Cerro Yuca en el distrito de Besiko.

Sin embargo, les comunicó que por lo lejano del lugar y de difícil acceso los funcionarios no pueden ingresar con facilidad al lugar, ya que el Minsa no cuenta con helicóptero para llegar a los lugares de difícil acceso.

Afirma el dirigente de educadores chiricanos que están solicitándoles a las autoridades del Ministerio de Educación se apoye a las autoridades de Salud para hacerle frente al brote de tosferina.

El dirigente señala que las autoridades de Salud mantienen la alerta sanitaria y la cuarentena en el área, lo cual es indicativo de que no hay las condiciones para que los docentes puedan ingresar a dar clase en la comarca.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook