Periodista de BBC que obtuvo la famosa entrevista con la princesa Diana en 1995 renuncia en medio de investigación de que utilizó tácticas deshonestas


Publicado:

La renuncia se produce después de que la radiotelevisión británica anunciara que había nombrado a un ex juez del Tribunal Supremo para dirigir una investigación sobre las acusaciones de que Bashir engañó a Diana para obtener la entrevista.

El periodista de la BBC Martin Bashir, quien realizó la famosa entrevista a la princesa Diana de 1995, ha presentado su renuncia ante el medio estatal británico por motivos de salud mientras la cadena se prepara para publicar una investigación sobre las acusaciones de que utilizó tácticas deshonestas para obtener la entrevista, informa The Guardian.

La BBC informó en noviembre pasado que Bashir se estaba recuperando de una cirugía de corazón y de complicaciones del covid-19 que contrajo meses atrás.

La renuncia del periodista se produce seis meses después de que la BBC anunciara que había nombrado a un ex juez del Tribunal Supremo para dirigir una investigación sobre las acusaciones de que Bashir utilizó tácticas engañosas para convencer a la princesa de Gales de participar en la polémica entrevista, en la que reveló las infidelidades de su marido, el príncipe Carlos, y otros detalles de su vida privada.

Matt Wiessler, un diseñador gráfico que trabajó en programas de la BBC, comentó previamente a The Guardian que recibió una noche de 1995 una llamada de Bashir para pedirle que creara unos documentos bancarios falsos.

Se sospecha que Bashir luego usó los documentos falsos para convencer al hermano de Diana, Earl Spencer, de que medios estaban pagando a gente cercana a la familia por información, en un intento por ganarse la confianza del entorno de la princesa y asegurarse una entrevista más reveladora.

El interés en saber cómo Bashir consiguió convencer a la princesa fue avivado por varios documentales dedicados a los 25 años de la entrevista que subrayaron el papel que jugaron estos documentos bancarios falsos en el consentimiento de la princesa. Sin embargo, en 1996 la BBC declaró que el periodista no usó medios deshonestos, citando una nota escrita a mano por Diana en la que esta afirmaba que los documentos “no influyeron en su decisión de participar en la entrevista”.

A pesar de ello, la atención de los medios y el persistente cabildeo de Earl Spencer convencieron a la BBC de iniciar una investigación independiente a finales del año pasado.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: