Piden un diálogo de la CSS público y que se base en cifras reales


A diferencia del Pacto Bicentenario “Cerrando brechas”, el diálogo por la Caja de Seguro Social (CSS), cuya convocatoria se realizará mañana, no contará con una plataforma en web para que los ciudadanos realicen propuestas y recomendaciones, ni tampoco contará con una amplia participación de los sectores de la sociedad.

Versión impresa

Por otra parte, a diferencia del diálogo promovido hace 15 años y que terminó con una nueva norma legal para la institución (Ley 51 de 27 de diciembre de 2005), en esta ocasión no se discutirá acerca de los programas que administra la CSS, sino que se centrará en abordar el de Invalidez, Vejez y Muerte, así como el de Administración y el tema concerniente a la incorporación de los trabajadores informales al sistema de seguridad social.

Estas circunstancias son las que generan suspicacias entre algunos de sus actores, que piden que las conversaciones sean públicas, para garantizar la transparencia de lo que allí se discuta.

“Existe la desconfianza. Ese diálogo debe ser completamente abierto, por lo menos a la población. Existen los mecanismos y la tecnología para ello, pero que cada persona en este país tenga la oportunidad de escuchar ese debate”, expresó la presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras (Anep), Ana Reyes de Serrano.

La participación en el diálogo se basará de acuerdo al criterio de la Junta Directiva de la CSS.

En este cuerpo colegiado convergen representantes de los trabajadores, entre servidores públicos y los del sector privado, los pensionados y jubilados y profesionales y técnicos de la salud, en el que están incluidos los médicos, enfermeras y las otras profesiones en este campo.

También participan representantes de la empresa privada y tres miembros del Gobierno, específicamente de los ministerios de Salud, Economía y Finanzas, y de la Contraloría General de la República (solo tiene derecho a voz).


El Órgano Ejecutivo trazó la hoja de ruta, sobre un informe presentado por la Dirección General de la CSS.
Serán siete mesas temáticas las que serán instaladas.
La Junta Técnica Actuarial de la CSS debe aportar la información sobre la situación actuarial de la CSS y el estado financiero de la institución.
El tema de la salud, que es inherente a la función de la CSS, será abordado aparte, en el Pacto Bicentenario.
La CSS se rige por la Ley 51 de 2005, nacida de un diálogo que se realizó luego de protestas populares.

Por su parte, la representante de los empleadores en la Junta Directiva de la CSS, Aida Ureña de Maduro, ve positiva que este órgano de gobierno tenga un rol protagónico en la discusión del futuro de la institución, esperando que las soluciones que se planteen sean a corto plazo.

“Que no sea nuevamente a fijar una fecha, más adelante en el futuro para tomar acciones que deben reflejarse no a mediano plazo, a muy corto plazo, porque es un tema que se ha dejado pasar”, comentó.

La Cámara de Comercio, a través de su presidente Jean-Pierre Leignadier, coincide con la representante empresarial en que las soluciones tienen que ser reales, mediante una discusión técnica de la situación de la CSS.

“El punto de partida son las cifras reales de la CSS, que no pueden ser motivo de disputa ni desvío de atención y dilatación de decisiones frente a los claros problemas que hay”, sostuvo el empresario, en uno de los últimos comunicados del gremio.

Este diálogo irá en paralelo al Pacto Bicentenario, que deberá abordar el tema de la salud.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock