Planta secadora parada | Critica


Unos 180 productores de cebolla del corregimiento de Natá en la provincia de Coclé, aún aguardan la puesta en operación de la planta secadora entregada en el 2017, por el gobierno de turno.

Esta planta de secado construido a un costo de $2.5 millones, por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) esta inoperante debido a la falta de energía eléctrica y agua potable.

Juan Domínguez, director regional del MIDA en Coclé, dijo que la galera tiene equipos no aptos para almacenar cebolla, por lo que se inició una evaluación para determinar qué función tienen los equipos allí depositados.

El diseño de esta obra contemplaba la construcción de una planta para el recibo, selección, ensacado, secado y almacenaje de cebollas; dos edificios para cultivo protegidos, un edificio para las oficinas, con su equipamiento y la capacitación del personal.

La orden de proceder para la construcción de esta planta de secado fue dada el 18 de noviembre de 2014 y entregada en el 2017, aunque con múltiples fallas, provocando que la cebolla se continúe dañando en los portales de las casas de los productores.

Domínguez manifestó que en las próximas semanas se procederá a instalar 1.5 kilómetros de tubería para abastecer de agua a la planta secadora de cebolla con el apoyo de autoridades locales y la Gobernación.

Para dotar de electricidad a la planta, se requerirá de la revisión del sistema eléctrico de la planta y instalación de una línea trifásica, lo cual ya se tramita con la empresa eléctrica..

En Natá hay más de 180 productores de cebolla, los cuales cultivan anualmente un aproximado de 108 hectáreas, con un rendimiento de 58 mil quintales de cebolla.

El suministro de agua potable a esta planta de secado de cebolla, permitirá además dotar de agua potable a unos 6 mil pobladores de tres comunidades cercanas a esta instalación.

.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock