Pochettino y el jeque ceden con veneno ante Florentino: Mbappé por él








El empate del Paris Saint-Germain este fin de semana ante el Rennes (1-1) deja prácticamente vista para sentencia la Ligue 1, que contra todo pronóstico no se llevará el club parisino y sí, tiene toda la pinta, el Lille, actual líder de la liga francesa con tres puntos de ventaja sobre la entidad de la capital de Francia (79 tienen los de Christophe Galtier, por los 76 de los pupilos de Mauricio Pochettino). Y parece que esa no será la única pérdida en el Parque de los Príncipes, donde Kylian Mabppé presiona para salir hasta tal punto que ya tiene sustituto señalado por parte de la cúpula parisina; eso sí, con recado envenenado para el Real Madrid.

Y es que el 7 del PSG y la estrella del Liverpool, Mo Salah, parecen fuerzas conectadas que ejercen presión en direcciones opuestas desde suelo galo e inglés, respectivamente, para conseguir sus libertades y con ello mover el panorama de hasta tres equipos gigantes. Y es que con la renovación de Neymar Júnior bajo el brazo (hasta 2025) Nasser Al-Khelaifi, mandamás parisino, se ha asegurado la estancia del paulista pero conoce el descontento insalvable con el francés, al que dejarán salir por una cantidad millonaria que sufragará el fichaje del crack egipcio. Y la operación conlleva un peaje fatal para el Madrid en este tránsito soñado en la casa blanca.

Vayamos por partes. No nos debe extrañar que a la tercera sea la vencida en el caso Salah, que ya ha coqueteado antes con su huida de Liverpool en el pasado, siendo esta temporada, la del rotundo fracaso red (están a seis puntos -57- de los puestos que dan derecho en la Premier League a disputar la Liga de Campeones la temporada que viene, cuyo límite lo marca el Leicester, 63 puntos) la elegida por las dos partes para separar sus caminos.

Así las cosas, el PSG puede encontrar acomodo no solo al adiós de Mbappé con la figura del egipcio, que llegaría a París para sustituirle, hombre por hombre, sino que además planean cerrar el robo al Real Madrid, objetivo de Mbappé, de Sergio Ramos, capitán blanco, que cada vez lo tiene más complicado para seguir en Madrid. Por su parte el Liverpool, que perdería a una de las piezas de su tridente, usaría la venta del africano para lanzarse a por el fichaje de Jadon Sancho, que quiere jugar en Anfield a las órdenes de Jürgen Klopp. Está claro que todo anhelo tiene un peaje.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: