¿Por qué desayunar huevo te hace adelgazar?


Si le preguntas a cualquiera que esté llevando a cabo una dieta de adelgazamiento, el primer problema para mantenerla, es la ansiedad. Sobre todo en dietas de bajo aporte calórico con las que pasar hambre, es el pan (no literalmente, claro) de cada día.

Esta ansiedad que deriba en atracones y picoteos (aunque también hay picoteos sanos) que echan a perder todo el esfuerzo, es la razón principal por la que se abandonan las dietas. Lo más recomendable es perder peso con conciencia (nada de dietas milagro, recuperarás todo el peso) y con calma: el resultado deseado llegará. Si te matas de hambre durante unos meses, no solo será imposible perpetuarlo en el tiempo, sino que además, psicológicamente será muy duro, ya que en el fondo, la clave en cualquier proceso para perder peso está en la mente.

Dicho esto, uno de los momentos más duros a la hora de adelgazar es el desayuno. La mayoría de las dietas prohíben tanto pan como cereales, o incluso cierta fruta, por lo que no comerte todo lo que encuentres a media mañana puede ser todo un reto. ¿Cómo evitarlo? Desayunando huevos. Y no de cualquier forma. Para que funcione debes cocinarlos de estas cinco formas: a la plancha, duros, escalfados, al horno o revueltos.

Reproducir
Video:Pincha en la foto para conocer cuáles son los desayunos más healthy.

Bajo la premisa “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”, perderás peso: es infalible, tu abuela tenía razón cuando hacía uso de este dicho.

Por eso, un desayuno a base de yogur natural, fruta, una tostada de pan integral de centeno y dos huevos escalfados, no solo te llenerá de energía, sino que además hará que llegues a la comida con el hambre necesaria y que no abuses ni de los tempepiés ni de los picoteos insanos que destrozan cualquier alimentación saludable.

¿Por qué desayunar huevo adelgaza? Según el estudio “Egg breakfast enhances weight loss”, tiene dos explicaciones fundamentales. La primera es que el huevo sacia mucho, por lo que comerás menos el resto del día, y la segunda se basa en algo sencillísimo: su composición nutricional. Los huevos están llenos de proteínas, lo que te hará sentir con mucha más energía y fomentará que tengas más ganas de entrenar y de llevar a cabo ejercicio físico.

No hay escapatoria: según este estudio, una de las claves para adelgazar está en el desayuno. Eso sí, los huevos deberán ser escalfados o a la plancha sin aceite, ya que sino, estamos aportando calorías extra que quizás te impidan llegar al déficit de calorías necesario para poder llegar a adelgazar.

Además te puede interesar…



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock