Primero en CNN: Trump le dijo a Rick Perry y a funcionarios del Departamento de Estado que hablaran primero con Giuliani sobre Ucrania


(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó al secretario de Energía, Rick Perry, y a dos altos funcionarios del Departamento de Estado que hablaran con su abogado privado Rudy Giuliani cuando el presidente de Ucrania buscaba reunirse con Trump, en una clara acción para burlar los canales oficiales, según dos fuentes familiarizadas con la conversación.

Trump creía que todavía había una corrupción rampante en Ucrania y dijo que si el presidente Volodymyr Zelensky quería reunirse con él, Giuliani tendría que ser el primero en estar convencido, dijo una fuente.

“Si pueden convencer a Rudy, pueden convencer al presidente”, dijo una persona familiarizada con la reunión.

Rudolph Giuliani y Donald Trump.

El impulso de Trump para que Giuliani fuera el guardián del acceso a él es más directo que lo que uno de los participantes de la reunión reveló anteriormente en su testimonio ante la Cámara de Representantes la semana pasada. También demuestra cuán importante fue Giuliani al negociar el acceso al presidente con respecto a la política de Ucrania y al transmitir mensajes a otros funcionarios de la administración.

CNN se ha comunicado con la Casa Blanca en busca de comentarios.

Una acusación clave en la denuncia del informante que ha provocado la investigación de juicio político respecto a las negociaciones del presidente Trump con Ucrania es que Giuliani, un ciudadano particular, había estado presentando a Ucrania una política estadounidense distinta a la de los diplomáticos.

En la reunión del 23 de mayo, Perry, el embajador de EE. UU. en la Unión, Europea Gordon Sondland, y Kurt Volker, entonces representante especial del Departamento de Estado en Ucrania, dieron a Trump un reporte después de regresar de la toma de posesión de Zelensky.

Su objetivo era decirle a Trump que tenían una impresión favorable de Zelensky y su gobierno, y que él era un reformador en el que Trump debía confiar y con el que debía relacionarse, según tres fuentes familiarizadas con la reunión.

Esperaban acordar una reunión entre Trump y Zelensky, dijeron las fuentes. Creían que, con Zelensky, Ucrania era un aliado más confiable que los regímenes ucranianos anteriores, y que una reunión entre ambos podría demostrar al gobierno ruso que Estados Unidos abrazaba una Ucrania libre, según dos de las fuentes.

El secretario de Estado Mike Pompeo estaba en Washington el 23 de mayo pero no asistió a la reunión con Trump.

Perry había presidido la delegación que asistió a la toma de posesión de Zelensky y fue una figura central en la reunión de mayo con Trump.

Se hizo evidente para los funcionarios de la administración Trump, dijeron las fuentes, que tendrían que tratar con Giuliani.

Volker insinuó la semana pasada, al hablar ante la Cámara de Representantes, lo central que Giuliani era en el enfoque de política exterior del presidente hacia Ucrania.

“El presidente se mostró muy escéptico”, dijo Volker a las comisiones de la Cámara de Representantes, describiendo lo que había sucedido cuando él, Sondland y Perry hablaron con Trump. “En el curso de esa conversación, hizo referencia a conversaciones con el alcalde Giuliani”.

“Claramente estaba recibiendo otra información de otras fuentes, incluido el alcalde Giuliani, que era más negativa, lo que le hizo mantener esta visión negativa” de una Ucrania corrupta, agregó Volker.

Los funcionarios estadounidenses se propusieron corregir el suministro de información que llegaba al presidente al tiempo que se daban cuenta de que tendrían que trabajar con Giuliani, y alrededor de él, según las fuentes.

Dos meses después, durante una reunión interinstitucional, la Oficina de Administración y Presupuesto anunció que revisaría si Ucrania debería recibir 400 millones de dólares en asistencia de Estados Unidos que había sido reservada por el Congreso. La pregunta sobre la ayuda que surgió más tarde se convirtió en un tema de conversación importante entre Sondland, Volker y otros.

Perry reconoció haber hablado con Giuliani, según un portavoz del Departamento de Energía. El portavoz no hizo comentarios sobre la reunión en sí ni sobre el contenido de las conversaciones con Giuliani.

Cuando se le preguntó si alguna vez había hablado con Perry sobre Ucrania, Giuliani respondió rechazando la pregunta.

“¿Alguna vez Henry Kissinger me llamó para hablar sobre Ucrania?”, escribió Giuliani a CNN el martes. “¿Qué pasa con Colin Powell?”.

Luego dijo que cualquier información sobre sus posibles conversaciones con Perry sería privilegiada. No explicó por qué.

Michael Warren, René Marsh y Jeremy Diamond de CNN contribuyeron a este informe.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SiteLock