Qué es, causas y tratamiento de la arritmia


Las arritmias cardíacas ocurre cuando los impulsos eléctricos que provocan los latidos del corazón no funcionan de manera adecuada y provocan que el corazón lata de manera más rápida de lo normal, más lenta de lo normal, o de manera irregular. 

En cardiología se diferencian diferentes tipos de arritmias. Además de por dónde se provoquen (en los ventrículos o en las aurículas), por la velocidad de la fuerza cardíaca que provocan. 

Se identifican como taquicardia si esta arritmia provoca que un ritmo más acelerado de las pulsaciones de lo normal y que el paciente en reposo tenga más de 100 pulsaciones por minuto. La bradicardia ocurre cuando la arritmia provoca el efecto contrario y el paciente en reposo tiene menos de 60 pulsaciones por minuto. 

Cuáles son las causas de la arritmia

Existen diferentes factores que pueden desencadenar una arritmia, como un ataque cardíaco, la cicatrización de tejido cardíaco, presión arterial alta, hipertiroidismo, hipotiroidismo, apnea del sueño, diabetes o coronavirus

En las arritmias existe un factor genético, por lo que quieres tienen familiares directos que sufre esta enfermedad son más propensos a padecerla. Además, otros agravantes son el tabaquismo, estrés y ansiedad, consumo de drogas, consumo en exceso de cafeína o alcohol, o algunos medicamentos para la alergia. 

Cómo identificar si sufres arritmia

Los síntomas más habituales por los que puedes identificar la arritmia es, por la frecuencia de los latidos, ya sea porque esta es más de lo habitual (taquicardia) o menor de lo habitual (bradicardia). 


Notar un aleteo en el pecho, dolor y falta de aliento son otros de los síntomas más comunes por los que empezar a identificar esta anomalía cardíaca. 

La sintomatología más frecuente puede ir acompañada de ansiedad, fatiga, mareos, desmayos o sudoración. 

Tratamiento de la arritmia

Dependiendo del tipo de arritmias que sufra el paciente, los tratamientos serán diferentes. Si las arritmias provocan bradicardia, no existe manera de corregirlo, por lo que en este caso se opta, o bien por implantar un marcapasos que envía impulsos eléctricos para que el corazón lata de manera más frecuente, o con medicamentos que aceleran el ritmo de corazón. 

Si lo que provoca en el paciente es taquicardia, los tratamientos pasan por medicamentos que regulan el ritmo cardíaco norma o  maniobras vagales cuando se trata de una arritmia supraventricular, que buscan afectar al sistema nervioso, que es el encargado de controlar el ritmo cardíaco. Algunas maniobras vagales son mantener la respiración, sumergir la cara en agua helada o toser. 

La cardioversión es otra manera de tratar la arritmia, y consiste en administrar una descarga eléctrica al corazón para intentar restablecer el ritmo cardíaco normal.

También se puede tratar la arritmia con dispositivos implantables como el marcapasos, que se implanta cerca de la clavícula y busca controlar los ritmos cardíacos, o mediante la implantación de un desfibrilador cardioversor implantable que funciona por baterías y envía descargas de baja o alta energía para restablecer el ritmo cardíaco normal.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: