qué es, síntomas y tratamiento


Imagen de archivo del hongo de Candida auris.
SCIENCEPHOTO

Las infecciones micóticas que podemos sufrir en la piel, mucosas u otras partes del cuerpo son causadas por los hongos. Estos suelen producir picor, enrojecimiento e hinchazón, pero también pueden ser asintomáticos. Su tratamiento es bastante sencillo, pero hay un tipo de hongo que preocupa a los especialistas para el que no es eficaz. Se trata del Candida auris y puede ser mortal.

Como bien señala el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) la Candida auris “puede causar enfermedad grave en pacientes hospitalizados” pues “las infecciones por este hongo pueden ser difíciles de tratar”. Por esta razón, si una persona con una enfermedad grave contrae la Candida auris esta puede resultar mortal.

Como bien señala el CDC las personas que corren un mayor riesgo de contraer este hongo suelen tener muchos problemas médicos o han estado un largo periodo de tiempo hospitalizadas. Por lo general, no es frecuente encontrar casos de Candida auris en personas sanas.

Los síntomas suelen manifestarse en forma de infecciones de oído o heridas, dependiendo de a qué parte del cuerpo haya afectado el hongo. Sin embargo, debido a que los pacientes que se ven afectados suelen sufrir enfermedades graves, estas infecciones suelen relacionarse con su diagnóstico y no con la posibilidad de que hayan contraído este hongo.

Para salir de dudas es necesario, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), realizar pruebas específicas de laboratorio. Pues, este hongo suele diseminarse al torrente sanguíneo si no se trata con prontitud. Esto puede llegar a afectar a los órganos y a la salud general del paciente.

¿Hay tratamiento para la Candida auris?

Tanto la OPS como la OMS han sido claras a este respecto “actualmente, no se cuenta con evidencia suficiente sobre el tratamiento”. Sin embargo, se están utilizando las equinocandinas, un nuevo antifúngico. No obstante, parece que el hongo puede desarrollar resistencia, también, a este tratamiento.

Por esta razón, se están teniendo en cuenta medidas de prevención específicas para evitar el contagio. Algunas de las recomendaciones que hacen la CDC, la OPS y la OMS son las siguientes:

  • El paciente debe estar en una habitación individual y las personas que estén atendiéndolo deben protegerse con guantes y batas. Además, se recomienda lavar las manos bien de una manera regular si se está en contacto con el paciente.
  • Los equipos y aparatos deben estar limpios y esterilizados después de que se hayan utilizado con el paciente.
  • La ropa del paciente no debe lavarse a mano. Es mejor hacerlo a máquina. Asimismo, hay que tener cuidado al manipularla para impedir que el hongo se disemine por el ambiente.
  • Se recomienda que los familiares que estén al cuidado del paciente se sometan a la prueba de detección de Candida auris para prevenir su desarrollo.

Como conclusión, la Candida auris es un hongo que puede resultar mortal y para el que aún se están estudiando nuevas formas de tratarlo de una manera eficaz. Por el momento, las medidas de prevención expuestas pueden ayudar a minimizar el riesgo de contagio.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock