Qué son los biomarcadores, una de las últimas revoluciones de la medicina


El campo de los biomarcadores es uno de los más boyantes en la investigación en medicina que se lleva a cabo a día de hoy. En todo tipo de enfermedades, los científicos los buscan con perseverancia, ya que abren la puerta a grandes mejoras en el abordaje clínico.

Definición y características

Sobre esta cuestión se debatió en la primera edición del evento Esto es ciencia, no ficción, organizado por la compañía farmacéutica Pfizer y centrado en los avances más punteros en la investigación médica.


Así, tal y como explica el Instituto Nacional del Cáncer estadounidense y citan desde Pfizer, un biomarcador es “una molécula biológica que se encuentra en la sangre, otros líquidos u otros tejidos del cuerpo, y cuya presencia es signo de un proceso normal o anormal, de una afección o de una enfermedad”.

Es decir, un biomarcador se emplea para detectar con certeza determinados procesos corporales o patologías. Por ello, debe cumplir una serie de características: deben ser medibles objetivamente, deben ser específicos y deben ser sensibles.

Aplicaciones

Las utilidades de los biomarcadores son muy amplias. Por ejemplo, pueden dar información sobre el riesgo de padecer una determinada enfermedad, o pueden indicar de qué modo va a evolucionar el paciente (biomarcadores predictivos). También, pueden ser herramientas diagnósticas que proporcionen certeza sobre la patología de un paciente o que permitan evaluar la respuesta al tratamiento.


El cáncer de colon es uno de los más mortíferos de España.

Igualmente interesantes son sus aplicaciones en áreas vanguardistas de la medicina y la investigación, como son la medicina personalizada y de precisión. Respecto a estos últimos ámbitos,  Ángel Carracedo, coordinador del Grupo de Medicina Genómica de la Universidad de Santiago de Compostela y director de la Fundación Pública Gallega de Medicina Genómica, explicó en el evento que “el estudio de los biomarcadores, y sus aplicaciones en el ámbito médico, nos ha permitido desarrollar la medicina personalizada”.

“Habitualmente, utilizamos biomarcadores genéticos, aunque pueden ser de cualquier tipo, y el futuro pasa por la integración de biomarcadores y datos clínicos. Estos biomarcadores son los que nos diferencian y nos permiten reducir en grupos a los pacientes, de cara a lograr personalizar tratamientos y medicinas y, con ellos, el abordaje de algunas patologías, logrando mejorar la eficacia de las terapias ofrecidas a los pacientes”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock