Quejas por nueva mesa técnica para la ley del cannabis


Las quejas por la forma como la Asamblea Nacional lleva a cabo la discusión del proyecto de ley 153, que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis, van en aumento.

Los cuestionamientos provienen tanto de diputados como de interesados en el tema, quienes participaron durante meses en el primer debate de la iniciativa, que el martes fue frenada en segundo debate y a la cual se le hicieron 63 cambios.

El diputado de Cambio Democrático Alaín Cedeño dijo no estar de acuerdo que se haga una mesa en la que solo estén representados los jefes de bancadas. Señaló que el tema debe ser abordado por los 71 diputados. A su vez, cuestionó la modificación que busca crear un oligopolio y solo permitir que sean tres empresas las que tengan las licencias para comercializar el cannabis medicinal. “Eso no le conviene al país. Dejémoslo abierto. Si entran más empresas, hay más empleo y más dividendos para el país”, dijo.

Llamó a la bancada del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD), que tiene la mayoría en la Asamblea, con 35 diputados, a que tome en cuenta las opiniones de todos los diputados y abra la mesa. “Si solo se va a discutir con los jefes de bancadas, ¿qué hacemos nosotros aquí? Ni ninguno de mis compañeros ha dado un cheque en blanco para que los jefes de bancadas tomen decisiones ”, añadió.

Por su lado, el abogado Adolfo Linares, representante de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá en la discusiones del proyecto, explicó que la iniciativa se discute en la Asamblea desde el 31 de octubre de 2017. Fue aprobada en primer debate el 4 de marzo de 2020.

Contó que se trató de una discusión “amplia, intensa, fluida y nutrida”, en la que el proyecto fue analizado artículo por artículo y cada uno de estos aprobado de manera individual, con el consenso de todos los sectores presentes”.

Linares no negó la potestad del pleno de presentar reformas, pero dijo que introducir 63 cambios en segundo debate es el equivalente a presentar una nueva ley. “Han contaminado toda la confianza que se había ganado, pues todos los que hemos venido participando de buena fe en las discusiones durante los tres últimos años nos sentimos defraudados y utilizados”, manifestó.

Añadió que no se justifica suspender el segundo debate ni crear una comisión técnica de nuevo, pues ese proceso ya se dio y de “una manera amplísima”.

Pidió que se retiren las reformas introducidas en segundo debate, sobre todo las que crean el oligopolio. “No es justo y, por lo tanto, no aceptamos alargar más la discusión, pues el dolor de los pacientes no puede esperar más”, puntualizó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: