Rescate patrimonial | La Prensa Panamá


Casas de quincha, techos de teja, barras de madera rústica y un tragaluz (a manera de resolladero) en la parte superior de la puerta son las características de la época colonial que quedaron impregnadas en las residencias, y que ahora languidecen en la provincia de Los Santos.

Pero al menos en el parque Simón Bolívar de La Villa de Los Santos, un proyecto pretende devolver esas señales de antaño e inmortalizar el escenario en que se gritó la independencia de Panamá de España el 10 de noviembre de 1821.

El movimiento lo está liderando el Comité Pro Conservación del Casco Antiguo de La Villa de Los Santos, que ha decidido devolverle a la plaza principal del pueblo la vistosidad y elevar su importancia patrimonial, lo que acarrea integrar 13 estructuras, entre públicas y privadas, que acordonan el histórico parque situado al lado del templo de San Atanasio.

En palabras de Miguel Peralta, presidente de dicho comité creado desde septiembre de 2013, “es importante conservar el casco antiguo donde se gestó la independencia de la patria”.

Peralta posiciona de esta forma al casco antiguo santeño, al igual que el de San Felipe en la ciudad capital y el de Colón, por su antecedente histórico.

Una de las primeras acciones del comité, que pretende convertirse en patronato, es lograr la restauración del parque Simón Bolívar. “Vamos a devolverle a la estructura la fachada que ostentó entre 1930 y 1940, que aunque era la época republicana conservaba su aspecto original según muestran fotos antiguas”, afirma Peralta.

Con esta iniciativa se espera que no solo actividades relacionadas con el Corpus Christi o el Carnaval, sean el único atractivo turístico de la zona.

La plaza legendaria en que la mítica Rufina Alfaro elevó el grito de proclamación de la independencia del dominio español será revestida de autenticidad.

Calles adoquinadas y los 13 inmuebles que rodean el parque Simón Bolívar, epicentro histórico del 10 de noviembre de 1821, retomarán sus características coloniales al unirse al conjunto monumental que será denominado casco antiguo de La Villa de Los Santos, si la iniciativa del Comité Pro Conservación del sitio prospera.

El Museo de la Nacionalidad, que en 1821 fungió como cabildo abierto y donde se declaró la ruptura de las relaciones políticas con el imperio español, es una de las estructuras que formarán parte del casco antiguo, al igual que la iglesia de San Atanasio, elogiada por sus retablos en que posan las imágenes religiosas.

El proyecto despunta por la restauración del parque Simón Bolívar, lo que incluye intervenciones en el gazebo.

Este gazebo, centro del parque, guarda un significado estrecho con el pasado, cuenta el profesor de historia Manuel Moreno, puesto que en su lugar hubo una palma, llamada “palmita de la libertad”, que solía identificar en la época colonial el sitio en que se ubicaba el centro del poblado.

Al consolidarse el casco antiguo, se planea cerrar el paso a maquinarias y equipo pesado a las vías que rodean el perímetro del sitio histórico (como lo son las calles Segundo de Villarreal y la José Vallarino), que dejarán de ser de asfalto para convertirse en vías adoquinadas.

Para Bolívar Mendoza, director del Museo de la Nacionalidad, el proyecto tiene un significado nostálgico, porque se trata de una obra que visionó la fallecida antropóloga y etnógrafa Reina Torres de Araúz, quien defendía la idea de dejar la zona intacta en donde la madera rústica traída de los manglares servía de cimiento a los portales y las casas. “Es por ello que la casa museística es uno de los inmuebles cercanos a la plaza que conserva los elementos añejos de la colonia en su arquitectura”, dice el directivo.

Para la transformación del sitio se cuenta con los arquitectos Francisco Henríquez y Lauren Grimaldo, y dos arquitectos especialistas en patrimonio histórico, Delfín del Busto y Tarcisio Valdés, de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Panamá.

A pesar del avance de los planos del proyecto, que brindan un vistazo de cómo quedará la plaza, aún no se dispone de fondos necesarios para iniciar el plan.

La restauración incluye un 60% del parque y el 40% restante se destinará para las actividades culturales como el Corpus Christi, que tiene su sede en este sitio, explica Miguel Peralta, quien preside el Comité Pro Conservación del Casco Antiguo de La Villa de Los Santos.

“Estaremos gestionando la obtención de recursos, ya sea con la empresa privada, las multinacionales o el Gobierno”, indica Peralta.

El proyecto además abarca la integración de paisajismo, conservando la vegetación existente.

Contiguo a la plaza se ubica el edificio de dos pisos del Municipio de La Villa de Los Santos, una estructura de vidrio que desentona con el ideal del sitio histórico.

El inmueble sufrió una remodelación durante la pasada administración del presidente Ernesto Pérez Balladares, señala el alcalde de la zona Eudocio Pérez.

Sin embargo, con la valoración de casco antiguo el Municipio ha destinado un fondo de 25 mil dólares para que la fachada vuelva al concepto colonial, esta vez tomando la asesoría de expertos en patrimonio histórico.

El alcalde añade que el acuerdo municipal N°5 de 24 de febrero de 2000 prohíbe las modificaciones modernas en las estructuras que rodean la plaza, pero será reformulado con la instauración del casco antiguo santeño para su estricto cumplimiento.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock