retrasa hasta mayo las nuevas condiciones sobre su privacidad antes las quejas por su vinculación a Facebook


La polémica de la nueva política de privacidad de WhatsApp y su manera de compartir los datos ha generado muchísimas quejas y malestar entre sus usuarios. Tanto que la empresa de mensajería ha decidido dar marcha atrás en los cambios: “Estamos retrasando la fecha en la que se pedirá a las personas que revisen y acepten los términos. A nadie se le suspenderá o eliminará su cuenta el 8 de febrero”, dice la compañía en un comunicado oficial.

Signal es una app de mensajería multiplataforma que no comparte datos de los usuarios.

“Hemos escuchado de mucha gente cuánta confusión hay en torno a nuestra reciente actualización. Ha habido mucha desinformación que ha causado preocupación y queremos ayudar a todos a comprender nuestros principios y los hechos”, subrayan desde WhatsApp.

Añaden que van a hacer “mucho más para aclarar la información errónea sobre cómo funciona la privacidad y la seguridad en WhatsApp” y que cuando eso se haya conseguido irán “gradualmente” introduciendo las medidas a las personas para que revisen la política “a su propio ritmo”.

Así pues, las nuevas condiciones de WhatsApp finalmente no serán obligatorias en la fecha prevista -el 8 de febrero-, después de la fuerte respuesta de los usuarios. Recordemos que dichas condiciones eran de obligatoria aceptación si se querías seguir utilizando el servicio de mensajería instantánea.

La nueva fecha que WhatsApp plantea para que “las nuevas opciones comerciales estén disponibles” es el 15 de mayo.

Las 'apps' de mensajería instantánea Telegram y WhatsApp.

La compañía ha insistido en su comunicado en que “siempre” protege tus conversaciones personales con cifrado de extremo a extremo, para que ni WhatsApp ni Facebook puedan ver estos mensajes privados, y en que no mantiene registros de a quién llamas o envías mensajes, no puede ver tu ubicación compartida y no comparte tus contactos con Facebook. “Nada de eso cambia” con la última actualización, remarca.

Sin embargo, los cambios de WhatsApp, que no afectan a España por las leyes de privacidad de la Unión Europea -el RGPD-, introducían referencias a Facebook relacionadas con nuevas opciones para contactar con negocios y empresas a través de la aplicación y esto hizo saltar las alarmas de los usuarios.

El número de usuarios de teléfonos inteligentes en el mundo actual es de 3.800 millones.

Según WhatsApp, la actualización solo incluye “nuevas opciones que las personas tendrán para enviar mensajes a una empresa” en la plataforma y “brinda mayor transparencia” sobre cómo recopilan y usan los datos. “Si bien no todos compran con un negocio en WhatsApp hoy, creemos que más personas optarán por hacerlo en el futuro y es importante que las personas conozcan estos servicios”, destacan. 

Y lo dicen alto y claro: “Esta actualización no amplía nuestra capacidad para compartir datos con Facebook”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: