Rusia condena los ataques a los buques petroleros en el golfo de Omán


Rusia condena enérgicamente los ataques contra los buques petroleros en el golfo de Omán, declaró el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

“Condenamos enérgicamente los ataques perpetrados, sean quienes sean sus organizadores; consideramos necesario abstenerse de sacar conclusiones precipitadas” antes de que termine la investigación, dice el comunicado.

El documento añade que “se observan intentos de provocar artificialmente una escalada de tensión, lo que se debe en gran medida a la actitud antiiraní de EEUU“.

La Cancillería rusa subrayó que “es inaceptable culpar a alguien hasta que termine una investigación internacional detallada e imparcial”, y llamó a todas las partes a mostrar moderación.

Además, la entidad agradeció la ayuda de las autoridades iraníes en el rescate de 11 marineros rusos que estaban a bordo de uno de los barcos atacados.

El 13 de junio, varios medios informaron que dos barcos petroleros habían sido atacados en el golfo de Omán.

Según algunos datos, que no fueron confirmados oficialmente, los barcos fueron atacados con torpedos, lo que causó explosiones e incendio.

Equipos de rescate de Irán salvaron a 44 marineros de los dos buques, entre los que se encontrarían nacionales de Filipinas, Georgia y Rusia.

Estados Unidos anunció el envío de un buque destructor, el USS Mason, al golfo de Omán tras el incidente.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó los ataques contra barcos petroleros, pero sugirió no apresurarse a sacar conclusiones antes de que se aclaren las circunstancias.

El incidente ocurrió cerca del estrecho de Ormuz, que conecta el golfo de Omán con el Pérsico. Es una de las rutas de petróleo más importantes del mundo, por la que pasa más de un tercio del crudo transportado por vía marítima. SPUTNIK



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook