Salvaje, un restaurante con vínculos políticos de alto nivel


El restaurante Salvaje —donde hace pocos días un joven perdió la vida al caer desde su tercer piso— ya había sido sancionado por decenas de miles de dólares debido al incumplimiento de las normas de seguridad y estructurales. Pero las sanciones económicas habían sido insuficientes para disuadir a los dueños del inmueble, que lleva años ocupado y operando, y lo ha hecho ante la mirada aparentemente indiferente de las autoridades.

¿Por qué pudo seguir ocupado este inmueble y los negocios establecidos en sus espacios operando a pesar de que la estructura no contaba con un permiso de ocupación? Y es que al no contar con este requisito indispensable para ser habitado o usado, la estructura representaba un peligro para las personas, denunció en julio de 2019 la directora de Patrimonio Histórico encargada, Linette Montenegro.

Durante años, este medio ha tratado de hallar una explicación razonable a ello, pero en su lugar, lo que ha encontrado ahora son conexiones políticas del más alto nivel, que podrían dar luces del poder que hay detrás de estos negocios.

Los hallazgos

Restaurante Salvaje es el nombre comercial de la sociedad Masaki Nikkel Corp., con vida legal desde febrero de 2015. Por entonces, su presidente era Jaime Nicolás Ventura Álvarez, hijo de Jaime Ventura Cervera, miembro de la junta directiva de Mi Bus y presidente de VA Proyect, Inc., sociedad que el ministro de Obras Públicas, Rafael Sabonge, invitó para que presentara una oferta para construir el cuestionado hospital modular de Albrook. En Va Proyect, Inc., Ventura Álvarez ocupa el cargo de secretario.

En 2018, hubo cambios en la directiva de la sociedad: Ventura Álvarez fue nombrado secretario de Masaki Nikkel Corp. Lo acompañan en esta directiva Mario Naar (presidente) y Alessandro Cavallera (tesorero). Y poco antes de los comicios de mayo de 2019, Ventura Álvarez y Naar firmaron un poder general para la administración de Masaki Nikkel Corp. a favor de Cavallera.

Ese año también Casa Lola (nombre del inmueble) y el restaurante Salvaje fueron multados por el Cuerpo de Bomberos de Panamá, con $10 mil cada uno, pero los propietarios del restaurante nunca se notificaron. Igualmente, hotel Casa Lola fue multado por la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico, que determinó incumplimientos legales que podrían representar “un grave peligro” para las personas y el conjunto monumental histórico del Casco Antiguo. Sin embargo, estas multas no evitaron que siguiera operando -hasta el pasado 27 de mayo-, lo que han hecho siempre, y a pocos metros de la Presidencia de la República.

Para febrero de 2020, Naar, Ventura Álvarez y Cavallera dejaron de aparecer en la directiva de Masaki Nikkel, aunque Cavallera continuó como apoderado. Cavallera era, hasta mayo de 2020, secretario de Intermed Consulting Panama, S.A, sociedad vinculada a Intercontinental de Medicamentos, S.A. la cual formó parte del consorcio al que el año pasado la Caja de Seguro Social (CSS) le adjudicó un cuestionado contrato de $168 millones.

Siete días antes de la adjudicación de este contrato —en marzo de 2020— Cavallera, a nombre de N & C Capital Corp., entregó una donación de insumos a Enrique Lau, director de la Caja de Seguro Social.

Sonrientes, en viaje de 2015. José Rojas, Jaime Ventura, padre e hijo, y Rafael Sabonge. Tomada de Facebook

Conexiones

En mayo de 2015, tres meses después de crearse Masaki Nikkel, Corp., la sociedad Mormont Properties, S.A. fue inscrita en el Registro Público. Esta compañía tiene al hoy ministro Sabonge como presidente; de secretario, a José Alejandro Rojas Pardini, hoy ministro consejero de Facilitación de la Inversión Privada, y también a Ventura Álvarez, en el cargo de tesorero.

En abril de 2019, Sabonge y Rojas Pardini firmaron su renuncia a los cargos directivos en Mormont Properties, S.A., dejando a Ventura Álvarez como su presidente. No obstante, este trámite se encuentra “suspendido” en el Registro Público.

Un año antes de que estos socios aparecieran en la directiva de Mormont Properties, esta sociedad adquirió por $609 mil 935 una parcela de 2 mil 735.72 metros cuadrados en el PH Originario Residencial Santa María, ubicado cerca de Costa del Este. En ella actualmente se construye el proyecto inmobiliario PH The Pole. El estudio de arquitectos Ventura y Asociados, donde Ventura Álvarez aparece como socio fundador y CEO, se encargó del “diseño y desarrollo ejecutivo” del proyecto que inició en 2015, según se desprende de su página web.

Efectivamente, cuando se constituyó la sociedad The Pole At The 8th Hole, Corp. —en enero de 2014— Sabonge era su presidente y Ventura Álvarez, su secretario. Sabonge fue presidente hasta abril de 2019. En ella ahora aparecen Theodoro Panayotis Constantinau, como presidente, y Raúl Barraza Velásquez, como tesorero. En el trámite suspendido mencionado, de cambio de directores de Mormont, los reemplazos de Sabonge y Rojas Pardini son también Barraza y Panayotis (ver gráfico).

Para desarrollar el proyecto, solicitaron —en abril de 2016— una línea de crédito interina de construcción no rotativa de más de $9 millones, a favor de la sociedad The Pole At The 8th Hole, Corp. Este préstamo sería utilizado para construir un inmueble en la propiedad denominada “Santa María MD-1-18”, según consta en documentos del Registro Público. En ese trámite bancario, la sociedad Mormont Properties es el garante hipotecario del proyecto.

El vínculo de la familia Ventura Álvarez con los hoy ministros Sabonge y Rojas Pardini data de años atrás, a juzgar por viejas fotografías en las que aparecen entre abrazos y sonrisas durante un viaje al exterior (ver foto).

Además, Ventura Álvarez, junto a su padre Ventura Cervera, son donantes de la campaña del entonces candidato presidencial Laurentino Cortizo. Fueron $5 mil, donados tres días antes de los comicios generales de 2019, dinero que llegó a través de la sociedad Ventura & Asociados (ver facsímil).

Salvaje, un restaurante con vínculos políticos de alto nivel

Tragedia

La firma Ventura & Asociados también se encargó del “diseño de los diferentes espacios, desarrollo de planos y detalles, escogencia de acabados y mobiliario, así como también en la supervisión de la construcción” del restaurante Salvaje, según consta en su página web. El trabajo contemplaba “el diseño interior del restaurante ubicado en planta baja, así como del área lounge ubicada en la terraza del edificio”.

Precisamente, es en el restaurante Salvaje donde murió el joven Eddie Del Cid el pasado 23 de mayo, al caer del tercer piso, tras desprenderse el barandal de vidrio de las escaleras del restaurante. Su hermano, Aníbal Del Cid, recordó que Eddie cayó cuando bajaba las escaleras del restaurante. “Los barandales son una lámina de vidrio transparente que no soportan nada. Yo subí, [y] eso se mueve todo”, contó.

Salvaje, un restaurante con vínculos políticos de alto nivel
Ventura & Asociados, donante de la campaña electoral del actual presidente de la República, promociona los trabajos realizados en el restaurante Salvaje, donde murió un joven el 23 de mayo pasado. Tomado de internet

El aviso de operación del restaurante Salvaje fue otorgado en junio de 2018, justo cuando los bomberos advertían de los riesgos e irregularidades en la construcción del inmueble. Dado que el inmueble carecía de permiso de ocupación, sus dueños instalaron una planta para cubrir las necesidades eléctricas de todo el edificio, que alberga, además, un hotel de 28 habitaciones y 2 restaurantes, incluido Salvaje. Esta planta habría estallado en agosto de 2019.

Un informe de los bomberos, fechado el 25 de mayo de 2018, advertía de que las escaleras del inmueble no tenían pasamanos ni cinta antideslizante; que tampoco había extintores ni sistemas de detección de incendios; entre otros incumplimientos al sistema de seguridad.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: