Seamos águilas de oportunidades | La Prensa Panamá


La impotencia es parte de nuestras vidas en muchas formas desde que nacemos. Desde que somos bebés indefensos, niños pequeños con un mundo construido para adultos, niños con conceptos de la vida que nos cuesta entender, adolescentes con expectativas de un mundo ideal, jóvenes en un mundo de tiburones, adultos tratando de proteger generaciones y viejos pasando un legado de bienestar.

Cómo potenciamos en tiempos de impotencia no es un concepto nuevo en nuestras vidas. Estos cambios que estamos viviendo en la manera de socializar, trabajar y conectar no son más que pruebas de lo potenciadores que somos. La pandemia mató la vaca de muchas personas y se vieron obligadas a emprender, a arriesgarse, a crecer.

Hay muchas cosas pasando en nuestro país que están muy lejos de ser ideales, correctas y hasta, me atrevería a decir, aceptables, pero de algo estoy segura. Sentados desde las gradas a opinar desde la impotencia no hace más que generar más impotencia, y ningún cambio.

Te invito a hacer un cambio de actitud, saca al niño resilente que llevas dentro y acciona desde un pensamiento de potencia, de unidad y de progreso por tu burbuja, por tu familia, por tu comunidad y por tu país.

Si tienes la capacidad de influenciar que no sea desde el deseo de un cambio a cualquier precio, seamos más que un grito desesperado a un mar de oídos sordos. Seamos águilas de oportunidades para construir y mejorar un sistema o varios, que carecen de tanto. No necesitamos una lucha social separatista, necesitamos mentes creativas, dispuestas a unir desde las entrañas a un país.

Necesitamos líderes que entiendan que la integridad es un valor y el ejemplo una bandera.

La autora es ciudadana



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: