Sin fecha para integrar sistemas de equipajes en el Aeropuerto de Tocumen


Aunque estructuralmente están conectadas, las dos terminales de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Tocumen todavía no están integradas operativamente.

A pesar que el pasado 22 de junio comenzó el registro de salida y entrada de pasajeros por el nuevo edificio de 116 mil metros cuadrados, el sistema de equipaje no está conectado con las instalaciones de la terminal 1.

Esto impide que de forma automática los equipajes de los pasajeros que hacen conexiones en Tocumen se muevan entre las terminales. Para cumplir con este proceso Tocumen utiliza vehículos transportadores de maletas.

La integración de los sistemas de equipaje de la dos terminales era responsabilidad de la empresa Odebrecht, según los términos del contrato firmado en 2012. No obstante, ante el retraso que ya registraba la empresa en 2018, año en el que debía entrar en operación el nuevo edificio, la administración del aeropuerto decidió en la cuarta adenda que se hizo al contrato que los trabajos de integración serían realizados por otra empresa.

El plan de Tocumen es contratar a la empresa Vanderlande, subcontratista de Odebrecht, y que fue la responsable de instalar el sistema de maletas en la nueva terminal.

La contratación de Vanderlande no se ha formalizado ya que la empresa todavía no ha terminado su relación con Odebrecht, que todavía se mantiene en el proyecto a pesar que a finales de septiembre de 2021 Tocumen anuló el contrato ante supuestos incumplimientos de la adenda 8.

Enrique Villegas, vicepresidente de proyectos de Tocumen S.A., señaló que mientras no se resuelvan los procesos legales, donde Odebrecht busca revertir la anulación del contrato, no pueden impedir la presencia de los trabajadores de la empresa brasileña en el proyecto, que registra un avance de 99%.

Villegas comentó que están analizando con Vanderlande los términos del contrato para realizar la integración de los sistemas de equipaje.

El vicepresidente de proyectos de Tocumen S.A, comentó que además de resolver 300 pendientes como cambio de pisos, entre otros, Odebrecht debe completar la integración del Building Management Systems (BMS), programa que da el acceso a las puertas de abordaje, el sistema de enfriamiento y demás equipos tecnológicos.

La empresa brasileña sostiene que no es responsable de ningún retraso y culpa a Tocumen de la demora en la ejecución de los trabajos por incumplir con el cronograma de pagos.

En los recursos interpuestos contra Tocumen, Odebrecht pide que el aeropuerto sea obligado, como mínimo, a pagarle 19.4 millones de dólares, y adicional pide una prórroga de 90 días para terminar los trabajos pendientes que no fueron atendidos antes del 30 de septiembre de 2021.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook