Suben los precios en Estados Unidos


(CNN) — Los precios están subiendo por todas partes a medida que la economía se reabre. Pero para las personas de bajos ingresos, que ya fueron las más afectadas por la pandemia, los repentinos picos de precios están reduciendo aún más sus presupuestos.

Cuando las necesidades se vuelven más caras, los consumidores con menos ingresos disponibles, que ya gastan una mayor parte de su dinero en productos básicos, lo sienten primero. En 2016, investigadores del Proyecto Hamilton, parte de Brookings Institution, encontraron que los hogares de bajos ingresos gastan un porcentaje más alto de sus presupuestos en necesidades básicas (vivienda, alimentos, transporte, atención médica y ropa) que hace tres décadas.

La pandemia ha exacerbado el problema de desigualdad en Estados Unidos y los trabajadores de bajos ingresos se han visto afectados de manera desproporcionada por las dificultades económicas durante el año pasado. Muchos de los millones de puestos de trabajo perdidos por los cierres de covid-19 se produjeron en sectores que normalmente pagan salarios más bajos, como la hostelería. Y aunque ese sector se está recuperando, en abril todavía faltaban 2,8 millones de puestos de trabajo en comparación con febrero de 2020.

El repunte de la inflación que estamos viendo ahora como resultado de la reapertura es una buena señal del repunte económico. Pero también es el último ejemplo de por qué la pandemia ha sido más difícil para quienes se encuentran en la parte inferior de la escala de ingresos.

FMI: EE.UU. crece a su ritmo más rápido desde 1984 0:54

Hasta ahora, los aumentos de precios no han reducido el gasto de los consumidores, uno de los principales impulsores de la economía estadounidense. Pero si los precios suben demasiado rápida y severamente, los consumidores pisarán los frenos y eso podría tener enormes consecuencias para el crecimiento económico.

Los precios al consumidor de Estados Unidos en abril aumentaron 4,2% respecto al año anterior. Fue el mayor aumento en 12 meses desde septiembre de 2008, el apogeo de la crisis financiera.

Estos productos siguen subiendo de precio en EE.UU. 0:48

Los precios que reciben los productores por sus productos aumentaron un 6,2% interanual en abril. Fue el mayor aumento desde que se calcularon los datos de 12 meses por primera vez en noviembre de 2010 y un avance mayor de lo esperado.

Cuando los costos aumentan, los hogares de bajos ingresos se ven obligados a hacer concesiones.

«Las familias de bajos ingresos viven de cheque a cheque, así que algo tiene que ceder», dijo Mark Wolfe, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética.

«Según nuestras encuestas, cuando las familias enfrentan facturas inasequibles, reducen las compras esenciales, como alimentos, medicamentos y ropa», agregó.

Pagando la gasolina

Los mayores costos de energía han sido los principales responsables de los aumentos generales de precios en los últimos meses, pero ese no fue el caso en abril, cuando los autos usados, las tarifas de aerolíneas y los muebles, se encontraban entre los artículos con los mayores aumentos de precios. Pero esto podría cambiar nuevamente en mayo: el hackeo de Colonial Pipeline llevó a precios más altos de la gasolina y conductores haciendo fila en las estaciones de servicio para llenar sus tanques.

Los precios más altos en la estación de servicio son un problema mayor para los que ganan menos. Un informe de 2015 de JPMorgan encontró que los hogares de bajos ingresos ven el mayor aumento en el poder adquisitivo cuando los precios de las gasolinas bajan.

Rompen récord los precios de la gasolina en EE.UU. 1:07

«Las ganancias en el gasto discrecional de los precios más bajos de la gasolina se acumulan de manera desproporcionada en las personas de menores ingresos», dijo el informe, citando una caída de los precios del petróleo en enero de 2015 que resultó en un ahorro de ingresos mensual del 1,1% para las personas de bajos ingresos. En comparación, los ahorros para aquellos que ganan más de US$ 79.700 fueron solo del 0,3%.

Wolfe dijo que si bien existen programas federales y estatales para ayudar con los costos de alimentos, atención médica y vivienda, no existe tal programa para ayudar con los precios en la estación de servicio.

«Nadie lo está subsanando. Estás solo con eso», afirmó.

Otros costos de energía son igualmente esenciales y costosos.

Los precios de la electricidad subieron 1,2% el mes pasado y fueron 3,6% más altos que hace un año.

Las facturas de electricidad y agua combinadas representan un promedio del 3,1% del ingreso neto promedio de los hogares estadounidenses, pero controlan un promedio del 20,6% del ingreso neto entre los hogares en el 10% más bajo de ingresos, según un análisis de 2020 de Carlos Martín, un investigador senior del Urban Institute. Martin analizó los datos de gastos del consumidor del gobierno.

Precios de comida

La pandemia causó estragos en el sector de alimentos.

Inicialmente, los consumidores acumulaban comida en casa y ya no iban a los restaurantes, lo que provocó un aumento en los precios en las tiendas de comestibles. A pesar de que eso se ha estabilizado, los precios de los alimentos siguen subiendo y eso también tiene un efecto desproporcionado en los hogares de bajos ingresos, que gastan una mayor parte de su efectivo en alimentos.

En 2019, los hogares en el quintil de ingresos más bajo gastaron un promedio de US$ 4.400 en alimentos, lo que representa 36% de sus ingresos, mientras que los hogares en el quintil de ingresos más alto gastaron un promedio de US$ 13.987 en alimentos, lo que representa el 8% de los ingresos, según el Departamento de Agricultura.

En abril, los precios de los alimentos subieron un 2,4% respecto al año anterior. Los precios de las frutas y verduras aumentaron 3,3% durante el mismo período.



Source link

SiteLock
Facebook
A %d blogueros les gusta esto: