tocar un acorde en el piano


Las pesadillas, aunque por lo general no constituyen un problema grave, son un fenómeno perturbador y desagradable. Afortunadamente, la evidencia sugiere que existen ciertas técnicas no invasivas que podemos emplear para manipular nuestras emociones y aplacar los miedos que se manifiestan en nuestros sueños.

Manipular las emociones

Un estudio llevado a cabo sobre 36 pacientes con un trastorno por pesadillas mostraron que una combinación de dos simples terapias redujo la frecuencia con la que tenían malos sueños.

Concretamente, estas personas, explican en el medio especializado Current Biology, debían reescribir el contenido de sus pesadillas más frecuentes y reproducir sonidos asociados a experiencias positivas mientras dormían.


Los autores explican que existe una relación entre las emociones experimentadas en los sueños y nuestro bienestar emocional. Basándose en esto, la idea es que las pesadillas podrían evitarse manipulando las emociones en sus sueños.

Trastorno por pesadillas

Aunque en la mayoría de los casos sufrir pesadillas de manera ocasional es algo normal, si se vuelven recurrentes en contenido o frecuentes pueden ser un signo de un problema de salud. Por ejemplo, pueden ser una señal que indica un sueño de mala calidad, lo que a su vez se puede asociar a un amplio abanico de efectos negativos en la salud.

Así, una mala calidad del sueño puede aumentar la ansiedad, lo que puede resultar en insomnio y pesadillas. Así se explica que los problemas de sueño y pesadillas hayan aumentado con la pandemia de covid-19.


La mayoría de la población tiene entre 90 y 110 puntos en la curva de Gauss.

Teniendo en cuenta además que desconocemos por qué o cómo nuestro cerebro genera los sueños, el tratamiento de las pesadillas constituye todo un reto médico.

Ligar el acorde a un recuerdo positivo

Estos investigadores probaron la combinación de una ‘terapia de ensayo de imaginería’, consistente en reescribir las pesadillas finales para darles un final feliz y después ‘ensayar’ el contar esa historia para interiorizarla, y una terapia de ‘reactivación selectiva de memoria’ en la que se reproducen estímulos sonoros asociados a recuerdos positivos al paciente mientras duerme.

La idea era ‘ligar’ la versión positiva de sus pesadillas con el sonido (en este caso, un acorde de piano (Do sexta novena), reproduciéndolo mientras ‘ensayaban’, para luego reproducirlo mientras dormían.


Cuando aparecen los síntomas motores típicos del párkinson ya es tarde para actuar.

Los pacientes reportaron una notable reducción en la frecuencia de sus pesadillas: de media, pasaron de sufrir 2,94 por semanas a sufrir 0,19. Aunque la cifra aumentó tras tres meses sin tratamiento, sólo lo hizo hasta las 0,33, lo que sigue siendo un gran resultado.

Referencias

Sophie Schwartz, Alice Clerget, Lampros Perogamvros. Enhancing imagery rehearsal therapy for nightmares. Current Biology (2022). DOI: https://doi.org/10.1016/j.cub.2022.09.032



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock