Un tercio de la cuarta línea de transmisión pasará por Ngäbe Buglé


La cuarta línea de transmisión eléctrica del país, se realizará bajo la ley de Asociación Público Privada (APP), según datos obtenidos de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa).

Versión impresa

Portada del día

Siguiendo los pasos de esta norma aprobada en 2019 y que permite más flexibilidad para el manejo del presupuesto general del Estado, Etesa publicó el acto para los estudios preliminares y de consulta para la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de este proyecto.

La empresa estatal ha fijado en 4 millones 200 mil 286 dólares con 40 centavos ($4,200,286.40) el precio de referencia de estos primeros estudios.

La cuarta línea de transmisión se instalará para aumentar la capacidad de transmisión de energía de alta tensión, disminuir las pérdidas del sistema, e incrementar la seguridad del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

Contará con una extensión mayor a la de la tercera línea de transmisión, operativa desde 2017, y que costó cerca de $400 millones.

Este jueves, 6 de mayo, se realizará, en forma virtual, la reunión previa con las empresas interesadas en participar en la elaboración de los estudios preliminares.

Estructura

La cuarta línea iniciará en Chiriquí Grande, Bocas del Toro y se extenderá por 330 kilómetros de longitud hasta la subestación Panamá III, que se construirá en el sector de Chivo Chivo, en el corregimiento de Ancón, provincia de Panamá.’


La planificación de Etesa es que esta línea de transmisión esté operativa en el año 2023.
La presentación y apertura de las propuestas económicas de los estudios preliminares está prevista para el miércoles, 16 de junio de 2021.
La vigencia del contrato con la empresa que se adjudique los estudios será de 670 días (cerca de dos años).
La tercera línea de transmisión inició operación en 2017.
El 70% de la demanda de electricidad del mercado panameño se ubica en el área metropolitana.

Hay que destacar que la subestación de Chiriquí Grande, todavía no cuenta con ubicación específica y que tanto esta como la de Panamá III se seleccionarán en otra licitación.

La obra se interconectará con los circuitos que comprenden entre Cañazas (Veraguas) y Changuinola (Bocas del Toro), y el que va de Fortuna a Esperanza (Chiriquí-Bocas del Toro).

Contará con 900 torres y en una primera fase operará en 230 kV (kilovotios), la cual se ampliará a 500 kV en una segunda fase.

El recorrido de esta línea de transmisión será por el norte del territorio nacional dentro de áreas rurales de Chiriquí Grande (Bocas del Toro), Santa Fe (norte de Veraguas), Donoso (Colón), La Pintada, Penonomé (Coclé), Capira, La Chorrera, Arraiján (Panamá Oeste), y Ancón (Panamá).

Conversaciones

El área que cubrirá la mayor parte de este proyecto pertenece a la comarca Ngäbe Buglé (35%).

Ante esta situación, se realizarán consultas con las comunidades de los distritos de la comarca, además de aquellas que habitan fuera de la misma.

“El proceso se basa en los principios de consulta y participación informada aunado a los principios de negociación de buena fe. Esto implica por parte de todas las partes poder evidenciar voluntad de participar, suministro de la información necesaria para un diálogo informado, discusión abierta de temas claves, procedimientos de negociación mutuamente aceptables, disposición para cambiar de posición y modificar ofertas”, señala el documento de Etesa.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock